Universo Blaugrana

Dembelé y Mbappé celebrando un gol con la selección francesa / EFE

Dembelé y Mbappé celebrando un gol con la selección francesa / EFE

Dembelé, el crack llamado a combatir la jerarquía mundial de Mbappé

El extremo del Barça tiene grandes condiciones para luchar con el delantero del PSG por ser el mejor jugador del mundo

Oriol Quintana @urikingkat

21.02.2019 10:02h Actualizado: 09.12.2019 09:05 h.

3 min

El futuro del fútbol parece pasar por los pies de Kylian Mbappé. El jugador del PSG es, a sus 20 años, una figura mundial y apunta a que en los próximos cursos desbancará a Leo Messi como mejor jugador del mundo. Fue líder en su selección llevándola –junto a Antoine Griezmann– a levantar el Mundial de Rusia.

En su club también es pieza clave. La semana pasada, el club francés se veía las caras contra el Manchester United en Old Trafford. Thomas Tuchel no podía contar con los lesionados Neymar Júnior y Cavani. El peso del equipo recaía en las espaldas del extremo francés. Y lo hizo sin problemas, marcó un gol (0-2) y puso él solo en problemas a la defensa red.

El jugador llegó hace un año y medio del Mónaco al PSG. Al-Khelaifi sabía que, junto al brasileño ex del Barça, sería una de las piezas más deseadas en los próximos años. Pagó 180 millones –el segundo fichaje más caro de la historia del fútbol por detrás de Neymar (222)– por un chico de 18 años. Si algún día sale de la capital francesa, seguro que será por más.

Reconocimientos pese a su juventud

Pese a su temprana edad, Kylian Mbappé ya sabe los que es ser una estrella mundial. Campeón del Mundo con Francia y ganador de la Ligue 1 con su equipo, no ha pasado desapercibido en los trofeos individuales.

Una foto de Mbappé celebrando un gol / EFE

Una foto de Mbappé celebrando un gol / EFE

Fue el cuarto clasificado –justo por delante de Messi– en la clasificación de la Bota de Oro que se llevó finalmente Luka Modric. El curso pasado levantó las distinciones de mejor jugador joven de la Copa del Mundo, mejor jugador francés del 2018 y el Trofeo Kopa (mejor jugador sub-21 del mundo).

Todo esto le ha llevado a ser el jugador más valorado del mundo del fútbol. Su valor económico supera los 200 millones de euros. Le siguen de cerca su compañero Neymar Júnior y Leo Messi, que a sus 31 años sigue siendo uno de los futbolistas más valorados. Parece que Francia ya se le ha quedado pequeña a Kylian y un salto a un grande de Europa le sería muy beneficioso.

Dembelé, el jugador que puede hacerle sombra

Ousmane Dembelé y Mbappé son muy buenos amigos. Desde pequeños son unos habituales de las concentraciones de la selección gala. El extremo del Barça –a sus 21 años– ha demostrado esta temporada que tiene gran potencial y que, si juega con regularidad y una cierta tranquilidad, es uno de los extremos más desequilibrantes del panorama actual.

Al 11 culé le ha costado un año de adaptación para asentarse en el primer equipo. Ha desbancado del once inicial a Philippe Coutinho que venía de ser una estrella en el Liverpool y en su selección. Suplente en el Mundial Rusia se espera que tanto en su equipo como en el combinado nacional sea una pieza clave de futuro.

Vinicius Júnior, el otro tapado

Parece que el flamante fichaje veraniego del Real Madrid está llamado a ser otro de los grandes jugadores del futuro. Con 18 años, Vinicius Júnior empezó su aventura por España en el Real Madrid Castilla pero las necesidades de la primera plantilla lo han llevado a ser titular indiscutible. Su dupla con Karim Benzema es el arma ofensiva más peligrosa de los blancos.

Una fotde Sergio Reguilón y Vinicius Jr. durante un partido del Real Madrid / INSTAGRAM

Una fotde Sergio Reguilón y Vinicius Jr. durante un partido del Real Madrid / INSTAGRAM

Florentino Pérez pagó al Flamengo 61 millones de euros. Ahora parecen más que justificados. Pese a su juventud no le han temblado las piernas para ponerse a la espalda a un equipo que viene de conseguir las últimas tres Champions League.

Vinicius, Mbappé y Dembelé parecen ser los tres grandes jugadores del futuro. Su desequilibrio y rapidez es un auténtico dolor de cabeza para las defensas rivales. Aunque aún tienen mucho que aprender, su aportación con sus equipos es muy importante y ya son cruciales. Cuando Messi deje paso, los tres competirán por el primer puesto del podio.

 
Hoy destacamos