Universo Blaugrana

El delantero francés del FC Barcelona, Ousmane Dembelé, y el portero del Celta de Vigo Rubén Blanco / EFE

El delantero francés del FC Barcelona, Ousmane Dembelé, y el portero del Celta de Vigo Rubén Blanco / EFE

Y Dembelé dio la vuelta a la tortilla

El galo ha superado las críticas y está ofreciendo un gran rendimiento

Oriol Quintana

24.12.2018 15:39h

2 min

​Ousmane Dembelé parece que ha escuchado las constantes correcciones de Ernesto Valverde y ya es una pieza clave para el FC Barcelona. El extremo está gozando de oportunidades y ahora mismo es un intocable del once de los culés.

Los inicios de temporada del galo no fueron fáciles. El joven volvía del Mundial de Rusia con la etiqueta con la que se fue. Siempre ha demostrado tener un gran potencial pero su actitud no era la adecuada para verlo brillar.

Constantemente, le técnico culé le ha recordado que todo cuenta. Y aunque tenga una indiscutible calidad ofensiva también tiene que pensar en el colectivo y ayudar a los compañeros. Especialmente la defensa era su asignatura pendiente.

Titular indiscutible

Dembélé cambió su situación tras el Clásico del Camp Nou (5-1). El galo salió desde el banquillo por Philippe Coutinho y dio la asistencia a Arturo Vidal para marcar el quinto gol de los culés. Desde ese partido, el galo empezó a recuperar buenas sensaciones.

Dembelé corre alocado a celebrar su gol contra el Tottenham / EFE

Dembelé corre alocado a celebrar su gol contra el Tottenham / EFE

Los partidos siguientes, el extremo hizo la asistencia a Clément Lenglet frente la Cultural Leonesa en Copa del Rey y marcó el decisivo gol en Vallecas que dio el triunfo al Barça por 2-3.

Las buenas actuaciones han seguido hasta día de hoy. RCD Espanyol, Atlético de Madrid, Tottenham Hotspur y el Celta de Vigo han sido las últimas víctimas del jugador de 21 años. No solo ha rendido a nivel goleador. Cada vez se asocia más con sus compañeros de ataque y se le ve comprometido en tareas defensivas --como ante el Levante--.

Cada vez más integrado

El jugador parece que ya se ha adaptado al vestuario blaugrana. Cada partido que pasa se le ve más participativo con el equipo y sus combinaciones con sus compañeros --especialmente con Luis Suárez y Leo Messi-- se dan más a menudo.

Actualmente es uno de los delanteros más resolutivos en Can Barça. En 22 partidos oficiales, ha marcado 10 goles y 5 asistencias. El galo está a solo dos goles de sus mejores números goleadores cuando jugaba en el Rennes en la Ligue1.

Leo Messi y Jordi Alba se abrazan ante la felicitación de Dembelé / EFE

Leo Messi y Jordi Alba se abrazan ante la felicitación de Dembelé / EFE

Su aportación es importantísima para el equipo y, pese a pequeños actos de indisciplina, el rendimiento está siendo intachable. Siempre determinado en la parcela ofensiva y concentrado en defensa parece que su sitio en el once es fijo.

Querido por el Camp Nou

Sus actuaciones levantan al aficionado. Este hecho es impagable en una afición con el nivel de exigencia tan elevado como la del Camp Nou. El galo es una de las recientes incorporaciones más queridas por el aficionado y parece que ha hecho olvidar al brasileño Neymar Júnior.

Sin ir más lejos, el último sábado frente al Celta, el extremo salió del campo en el minuto 68 para dar entrada a Coutinho. La respuesta de la afición fue una sonora ovación apoyando y reconociendo los esfuerzos del joven jugador. El público está claramente de su lado.

Su crecimiento es imparable y Ernesto Valverde lo tiene claro. Si el galo continúa con esa progresión, el equipo técnico seguirá apostando por Ousmane Dembelé como pieza clave de la tripleta ofensiva.

 

Hoy destacamos