Universo Blaugrana

Dembelé celebra su gol contra el Ferencvaros / EFE

Dembelé celebra su gol contra el Ferencvaros / EFE

Dembelé exige la titularidad a Koeman

El extremo francés brilló en el encuentro frente al Ferencvaros

Pau Beya Acero @pbeya96

03.12.2020 00:14h

2 min

Victoria cómoda, muy cómoda, del FC Barcelona frente al Ferencvaros. El equipo azulgrana no dio lugar a la sorpresa y dominó el partido de principio a fin. Los goles de GriezmannBraithwaite Dembelé dejaron el encuentro visto para sentencia tras la primera media hora. Luego, el cuadro catalán se limitó a contemporizar y no tomar riesgos para evitar sustos.

Dentro del notable nivel global que ofreció el Barça sobre el verde del Puskas Arena, hubo un jugador que destacó por encima del resto: Ousmane Dembelé. El extremo francés, que partió desde la izquierda, estuvo muy activo durante los 90 minutos, confirmó su buen momento actual e hizo méritos para hacerse con un hueco en el once de Koeman.

Participación en los tres goles

Una de las mejores noticias del partido del galo fue su regularidad. En líneas generales rindió a un nivel muy alto desde que empezó el partido hasta que terminó. Nada más empezar, participó en el primer gol del FC Barcelona con una combinación con Jordi Alba. Griezmann culminó la jugada con un remate de espuela espectacular.

Griezmann, celebrando su gol con Dembelé y Jordi Alba | EP

Griezmann, celebrando su gol con Dembelé y Jordi Alba | EP

El segundo tanto también nació en sus piernas. Desbordó a su par por la banda izquierda, llegó hasta línea de fondo y la puso en el área pequeña, donde encontró a Braithwaite. El delantero danés, solo ante el portero, solo tuvo que empujarla, no falló y acudió rápidamente a agradecer la asistencia a Dembelé.

En el tercer gol se cambiaron las tornas. Braithwaite provocó el penalti después de ganar la carrera a Frimpong, que no tuvo más remedio que derribarlo. El extremo francés pidió el balón y el ex del Leganés no dudó en cedérselo. Disparó con la derecha a su izquierda y engañó por completo a Dibusz.

Buscó el doblete

En la segunda mitad, Dembelé fue, con diferencia, el jugador del FC Barcelona más activo. El delantero galo olvidó al equipo y empezó a buscar el doblete por su cuenta. Estuvo a punto de lograrlo tras una jugada en la que arrancó desde la mitad de campo culé, sorteó a todos los rivales que se pusieron por el medio y acabó estrellando el balón en el lateral de la red.

Dembelé, sorprendente capitán, lo intentó hasta el final  contra Ferencvaros| EFE

Dembelé, sorprendente capitán, lo intentó hasta el final  contra Ferencvaros| EFE

En el 65', con el brazalete de capitán puesto tras la marcha de Lenglet, volvió a probarlo. Se fue por potencia de todos, se colocó el esférico en la derecha y disparó desde la frontal. Una vez más, el esférico salió desviado de la portería de Dibusz, pero eso no quitó ningún mérito a su vertiginosa jugada.

Ya en el tramo final, ubicado de delantero centro tras la entrada de Konrad de la Fuente, perdonó dos goles clamorosos. Primero, solo ante el portero, intentó regalar el tanto a Riqui Puig y dio el balón al Ferencvaros. Después, en una de las últimas acciones del choque, no atinó a rematar una vaselina cuando Dibusz se había adelantado. Pese a estos dos fallos, Dembelé demostró que tiene nivel para ser titular en el Barça.

 
Hoy destacamos