Universo Blaugrana

Los jugadores del Barça celebrando el gol de Dembelé / EFE

Los jugadores del Barça celebrando el gol de Dembelé / EFE

Dembelé y Messi derriban el muro del Leganés en una victoria amarga

El francés llevó las riendas de un Barça perdido por la ausencia del argentino

Oriol Quintana @urikingkat

20.01.2019 22:38h Actualizado: 20.01.2019 22:58 h.

3 min

El Barça afrontaba este domingo un partido contra un a priori cómodo Leganés que venía de ser eliminado de la Copa del Rey frente al Real Madrid por un compute global de 3-1. La gran sorpresa llegaba una hora antes cuando se daban las alineaciones. Leo Messi se quedaba en el banquillo y a Luis Suárez lo acompañaban Philippe Coutinho y Ousmane Dembelé.

Ernesto Valverde también daba descanso a Rakitic y Arturo Vidal, posibles titulares el miércoles contra el Sevilla en ida de cuartos de final de la Copa del Rey. En su lugar entraban Arthur Melo y Carles Aleñà. En el eje de la defensa, Clément Lenglet, que acumulaba dos partidos consecutivos jugando todos los minutos –Eibar y Levante– se quedaba en el banquillo y volvía al césped la gran novedad de la convocatoria, Thomas Vermaelen.

Rival incómodo

En partido de primea vuelta los pepineros sorprendieron a un Barça lleno de suplentes y ganaron 1-2. El Txingurri parece que tomó nota del asunto y combinó a los menos habituales con titulares indiscutibles para no volver a dejarse puntos contra los madrileños. Y así fue, Suárez, el extremo francés y el argentino dieron el triunfo a los culés por 3-1.

El planteamiento de inicio propuesto por Mauricio Pellegrino dejaba claras las intenciones del Leganés. Defensa de cinco hombres con cuatro centrocampistas. En punta, Braithwaite era el encargado de bajar los balones aéreos puestos por los centrales.

Braithwaite (Leganés) empató el partido a principios de la segund aparte / EFE

Braithwaite (Leganés) empató el partido a principios de la segund aparte / EFE

Como es habitual en los partidos de esta temporada, los culés salieron dormidos del vestuario. En el primer intento de la segunda parte, en el minuto 11, En-Nesyri ganaba la espada a Jordi Alba que entraba por la banda y la ponía en el área pequeña para que definiera a placer Braithwaite que ponía la igualada en el marcador.

Leo Messi, suplente sorpesa

La sombra del astro argentino es muy alargada. El entrenador culé decidió dar descanso a Luis Suárez contra el Levante (3-0) en partido de vuelta de octavos de Copa del Rey. Este domingo era el turno de Leo Messi, que será titular en el Nervión entre semana. Y es que el objetivo del vestuario es claro: luchar por todos los títulos.

El perfil más parecido en el once al 10 era el canterano Carles Aleñà, que empezó el partido como interior derecho. Sin mucho protagonismo en los primeros minutos, en el 23 de la primera parte el técnico extremeño reorganizó el equipo. Pasó del 4-3-3 a un 4-2-3-1, con Arthur Melo y Busquets de pivotes y el 21 como medio punta. Esta ligera modificación del esquema dio más profundidad al tridente titular.

Carles Aleñà (Barça) fue titular frente al Leganés / EFE

Carles Aleñà (Barça) fue titular frente al Leganés / EFE

En el minuto 60 de partido, como pasó contra el Levante con Suárez, el capitán salía al campo para rescatar al equipo del empate y decidir otro partido más. A los diez minutos de pisar el verde, un disparo suyo desde fuera de área dejaba un balón muerto delante de Cuellar que cazaba el delantero charrúa. El VAR actuó y validó el tanto que avanzaba los blaugranas. En el añadido puso el 1-3 final con un gol con la diestra.

Dembelé hizo de Leo

Dembelé está, junto a Leo Messi, a un nivel superior al de sus compañeros. El extremo francés cogió las riendas de un equipo perdido sin el argentino. El de 21 años no le pesó la responsabilidad y fue el encargado de subir el balón hacia el área rival.

Así llegó el primer gol de los blaugranas. En el minuto 31 el galo recibió un buen balón de Aleñá en campo rival. Una vez superado el rival abrió el juego para la subida de Jordi Alba que la ponía en el corazón de área donde ya estaba Dembelé para definir plácidamente con un disparo al segundo palo.

Dembelé en la acción del gol frente al Leganés / EFE

Dembelé en la acción del gol frente al Leganés / EFE

Aunque las sensaciones con Coutinho van mejorando poco a poco aún hay una gran diferencia entre ellos. El 11 tiene facilidad para el gol esta temporada y es que ya ha superado su récord personal goleador cuando aún quedan cinco meses de competición, 12 goles con el Rennes. El brasileño lo intentó sin éxito en numerosas ocasiones, en el final de la primera parte y a principios de la segunda.

Minutos para Malcom

Pese a los rumores de su salida, Ernesto Valverde dio minutos a Malcom, uno de los jugadores mejor posicionados para salir de Barcelona este mercado invernal. El extremo entró por Dembelé, con problemas de tobillo y de rodilla, y jugó en banda derecha del ataque. En 20 minutos en el campo apenas tocó balón y no pudo desequilibrar.

El Barça sumó tres puntos en partido que parecía más asequible de lo que fue finalmente. A cinco puntos del segundo clasificado, el Atlético de Madrid, el equipo afronta los siguientes partidos complicados –Girona, Sevilla y Valencia– en una situación óptima y con margen de error en la competición regular.

 
Hoy destacamos