Universo Blaugrana

Ferran Jutglà, autor del segundo del Barça contra el Linares / FCB

Ferran Jutglà, autor del segundo del Barça contra el Linares / FCB

Dembelé y Jutglà rescatan al Barça en Linares

Los azulgranas sobreviven en el primer partido de la Copa del Rey

Ángel Álvarez

05.01.2022 21:23h Actualizado: 05.01.2022 21:27 h.

3 min

El FC Barcelona sufrió como nunca en la Copa del Rey. El vigente campeón se mantiene con vida en el torneo copero, tras conquistar una dura victoria (1-2) contra el Linares Deportivo, que exhibió mucha personalidad. Los azulgranas vivieron una noche difícil, en especial por el flojo rendimiento de la primera mitad. A partir de los cambios en el descanso, los dirigidos por Xavi lograron tener un poco de mayor presencia en los metros finales. Dembelé y Jutglà fueron los héroes de la remontada en el Estadio Municipal de Linarejos.

Absoluto caos

El cuerpo técnico, liderado por Xavi Hernández, decidió apostar por un sistema con algunas variantes por los movimientos de Dani Alves. El brasileño, que entró como titular, empezaba en algunas ocasiones como lateral derecho, pero la mayoría de sus contactos fueron como interior por derecha. En el fondo estaba custodiado por una línea de tres centrales con Araujo, Éric y Mingueza; mientras que fue acompañado en la mitad de cancha con Busquets, Frenkie, Nico y Riqui. El tridente en ataque estuvo conformado por Alba, Jutglà e Ilias.

Sorprendentemente, el Linares logró incomodar por varios minutos la circulación de balón azulgrana. Mucha presencia de jugadores por dentro, que obligó al equipo de Xavi a mover rápido el esférico. En ataque consiguieron concretar su primera gran ocasión en el minuto 19, aprovechando los errores defensivos de Alba y Mingueza. La acción del gol fue con un centro preciso desde la banda derecha de Fran Carnicer, que cabeceó con mucha contundencia Hugo Díaz para abrir el marcador.

Ronald Araujo, volviendo a ganar por vía aérea / FCB

Ronald Araujo, volviendo a ganar por vía aérea / FCB

El FC Barcelona intentó recuperarse de ese golpe inicial, apostando especialmente al dominio posicional. La verticalidad de Ilias y la presencia constante de Alba por el sector izquierdo permitieron que el elenco culé encontrara algunas oportunidades; sin embargo, el ritmo del conjunto con el balón no estaba siendo lo más alto posible. Los locales estuvieron muy atentos para anticiparse a esas aproximaciones.

La desesperación del Barça empezó a verse con el pasar de cada minuto de la primera mitad. Jugadores como Riqui Puig y Mingueza generaron más problemas que soluciones al equipo. Antes de llegar al descanso, el cuadro catalán pudo igualar las acciones por las llegadas de Alba dentro del área, aunque ninguna fue definida de la mejor manera. Un absoluto caos los primeros 45 minutos de los azulgranas en el Estadio Municipal de Linarejos.

Remontada azulgrana

Xavi Hernández decidió agitar el árbol para cambiar la dinámica del compromiso. El técnico egarense dio ingreso a Gerard Piqué, Frenkie de Jong y Ousmane Dembelé. En los primeros minutos del segundo tiempo se vio a un Barça con la intención de revertir esa situación, pero encontrándose con un bloque bastante firme del Linares. La defensa rival estuvo atenta al momento de despejar la mayoría de centros al área.

Justamente la enorme insistencia del FC Barcelona fue por la banda derecha de Dembelé. Durante varios minutos estuvo buscando la oportunidad ideal para aprovechar su disparo de media y larga distancia, hasta que finalmente encontró premio. El francés metió un zurdazo (’63) que logró colarse bajo la figura del portero contrario.

Dembelé, uno de los principales protagonistas del triunfo del Barça en Linares / FCB

Dembelé, uno de los principales protagonistas del triunfo del Barça en Linares / FCB

El tanto de los culés ocasionó que el partido fuera mucho más descontrolado. El Linares tuvo una gran oportunidad para volver a comandar en el marcador, pero el árbitro señaló fuera de juego en una acción de tiro de esquina. Tras ese susto, el Barça volvió a dar un golpe sobre la mesa para sentenciar la remontada después de un golazo de Ferran Jutglà (’69), durante un contragolpe que aprovecharon enormemente.

La tranquilidad no estuvo del lado azulgrana en el tramo final del compromiso. Si bien contaron con espacios para aumentar la ventaja, la realidad es que el Linares Deportivo mostró una imagen competitiva. La defensa del Barça estuvo sufriendo por esos acercamientos. El pitazo final del árbitro principal representó un enorme respiro para el elenco catalán, que consigue pasar a la siguiente ronda con una gran cuota de sufrimiento.

 
Hoy destacamos