Universo Blaugrana

Una foto de Dembelé en un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Dembelé en un entrenamiento del Barça / FCB

Dembelé quiere ser "decisivo" en un partido "que no será fácil"

El francés reconoce en una entrevista que la lesión de tobillo llegó en su mejor momento, pero que el equipo está "ansioso" por volver a Europa

Claudia Granja @c_granjafranch

18.02.2019 12:32h Actualizado: 18.02.2019 12:33 h.

2 min

Ousmane Dembelé es una de las mejores noticias para el barcelonismo. Su regreso, tras caer lesionado ante el Leganés, supuso un pequeño varapalo en su mejor momento como azulgrana desde que llegó al Camp Nou. Con una primera temporada llena de dudas, el extremo ha demostrado con el paso de los meses –y pese a sus episodios más polémicos fuera de los terrenos de juego– que es un jugador para el Barça. 

Es, hoy por hoy, el tercer delantero del tridente azulgrana que compagina con Coutinho, pero las dudas que genera el brasileño todavía podrían asentarle definitivamente en el puesto. Con la llegada de la Champions, una competición en la que dejó dos auténticos golazos ante el PSV y el Tottenham en la fase de grupos, el galo quiere mantener su nivel. 

En una entrevista concedida a los medios de comunicación del FC Barcelona, el futbolista repasó su momento en el club, las aspiraciones que tiene el vestuario y analizó cómo se siente rodeado de jugadores consagrados. 

La Champions, la obsesión

Como ya han hecho otros jugadores de la plantilla, Dembelé reconoció que la Champions es hoy por hoy el título a conquistar por el vestuario. Una competición que se quedó por el camino la temporada pasada y que en esta quiere ser "decisivo". "Soy delantero y tengo que ser decisivo cuando el equipo está en su mejor momento".

La entrevista a Dembelé en Barça TV

Ahora, ya recuperado, confesó: "Estoy volviendo poco a poco para coger ritmo y mejorar mis actuaciones. Mantener el mejor nivel es importante para jugar en el Barça". 

Con Messi, todo es más fácil

Jugar cerca del mejor de todos los tiempos puede ser, para algunos, una presión añadida, pero Dembelé lo ve como una facilidad que pocos tienen. "Es genial, hace el fútbol más fácil. Le doy el balón y hace cosas increíbles. Cuando está en el campo es más sencillo para los delanteros, porque los rivales se centran en él. Nos hace pases muy buenos y nos deja en excelentes condiciones". 

Una foto de Leo Messi y Ousmane Dembelé celebran un gol / EFE

Una foto de Leo Messi y Ousmane Dembelé celebran un gol / EFE

Una calidad que Dembelé ya conoce y ve día a día en los entrenamientos y que espera que pueda marcar una diferencia decisiva para ganar títulos. Para Europa, el primer rival es el Olympique de Lyon, un equipo que conoce y del que augura una mayor dificultad de la que desprende por su nombre. 

Rival de entidad

"Es un equipo con jugadores muy buenos. Es muy difícil ganar allí. Demostraron esta temporada, ganando al City o al PSG, que tendremos que estar muy atentos y no pensar que será fácil". Algo que comparte con su compatriota Samuel Umtiti. 

"Con Umtiti hablamos a veces sobre el Olympique. Me dice que tendremos que estar muy atentos porque son un gran equipo. Yo veo mucho los partidos de la Ligue1. He coincidido con algunos jugadores en la selección como Fekir, Mendy o Moussa Dembélé. Pueden ser peligrosos por todo el campo". Un peligro que, tras varios meses lesionado, podría defender el central francés tras recibir el alta médica y entrar en la convocatoria de Ernesto Valverde. 

 
Hoy destacamos