Universo Blaugrana

Los jugadores del Barça, celebrando el gol contra el Cornellà | EFE

Los jugadores del Barça, celebrando el gol contra el Cornellà | EFE

Dembelé salva al Barça del desastre en Cornellà

Victoria en la prórroga del cuadro blaugrana, que ya está en los octavos de final de la Copa del Rey

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

21.01.2021 23:27h Actualizado: 21.01.2021 23:30 h.

3 min

No por esperado, es menos sorprendente. El Barça sufrió (y mucho) para superar al Cornellà (0-2), de Segunda B, y clasificarse para los octavos de final de la Copa del Rey. Los de Koeman venían avisados tras el Alcoyanazo del Madrid. No obstante, y pese a contar con muchos de los titulares de inicio, no consiguieron adueñarse del partido.

Desperdiciaron dos penaltis y convirtieron en héroe a Ramón Juan, el gran culpable de que el partido se fuese a la prórroga. Entonces, lo que no consiguió hacer el Barça en los 90 minutos reglamentarios, lo hizo Dembelé a los dos minutos del tiempo extra. El francés se redimió tras su penalti errado, y con un disparo potente, rescató a los culés ante el Cornellà. En la última jugada, Braithwaite cerró el partido. 

Pjanic desperdicia un penalti

La derrota del Real Madrid contra el Alcoyano sirvió como advertencia para el Barça y evidenció que, en este nuevo formato de la Copa del Rey, cualquier rival, sea cuál sea su categoría, puede superar a un grande. Eran muchos los argumentos que apuntaban a que el Barça de Koeman no tendría un partido fácil contra el Cornellà: las reducidas dimensiones del terreno de juego, el césped artificial, el desgaste de las dos prórrogas... 

El técnico holandés apostó por un once de muchas garantías, con jugadores importantes como Griezmann y la presencia de solo dos jugadores del filial, para tratar de evitar estos malos presagios. Pero ni así lo consiguió. En una primera mitad tremendamente igualada, el conjunto blaugrana no consiguió dominar en ningún momento y se mostró constantemente incómodo

Pjanic desperdició un penalti contra el Cornellà | EP

Pjanic desperdició un penalti contra el Cornellà | EP

Un ritmo muy lento fue la nota predominante de los primeros 45 minutos. El cuadro culé dominó el balón, pero no lo materializó en ocasiones claras. La más manifiesta la tuvo Pjanic, que cogió la responsabilidad de lanzar un penalti provocado por Araújo, pero su disparo lo adivinó a la perfección el guardameta del Cornellà, Ramón

El joven Ilaix Moriba, titular por primera vez con el primer equipo, fue el más destacado del Barça en la primera mitad. Robó, organizó, llegó al área contraria con facilidad y no se lo pensó dos veces si podía mirar a portería. En cambio, desaparecidos estuvieron piezas importantes como Griezmann, Braithwaite o Trincao. 

Ramón, el héroe del Cornellà

La primera mitad no gustó a Koeman, y le obligó a sacar la artillería pesada tras el paso por los vestuarios. Dembelé entró al terreno de juego, y su aparición coincidió con los mejores minutos del cuadro blaugrana. Pusieron una marcha más y encerraron completamente al Cornellà en busca del deseado gol. Griezmann la tuvo clarísima pero de nuevo, estuvo poco acertado y constató su falta de confianza. 

Tras un arranque esperanzador, llegó de nuevo el tedio. El cuadro culé empezó a angustiarse al ver no solo que no llegaba el gol, sino que no eran capaces de conseguir ocasiones claras. Esta angustia fue todavía más patente cuando el Barça desperdició, de nuevo, otro penalti. Esta vez fue Dembelé el que lo lanzó, pero Ramon, el héroe del Cornellà, adivinó las intenciones al francés. 

Ramon, portero del Cornellà, celebrando un penalti parado al Barça | EFE

Ramon, portero del Cornellà, celebrando un penalti parado al Barça | EFE

Este error impulsó de nuevo al FC Barcelona hacia el gol. Los últimos minutos fueron un avasallamiento constante de los blaugrana. Braithwaite falló incomprensiblemente una acción a centímetros de la portería del Cornellà; Pjanic la tuvo, Araújo a la salida de un córner... pero la falta de acierto condenó a un Barça superior en la segunda mitad, y llevó el choque a la prórroga. 

Dembelé rescata al Barça

Lo que no consiguió hacer el Barça en los 90 minutos reglamentarios, lo hizo Dembelé a los dos minutos del tiempo extra. El Mosquito rescató al equipo blaugrana y se resarció de su penalti errado, al poner en ventaja a los culés tras un potente disparo de fuera del área, que estuvo cerca de detener Ramón. 

El gol obligó al Cornellà a acumular hombres en ataque en busca del empate. Y eso multiplicó los espacios para los atacantes del FC Barcelona, que desperdiciaron incontables ocasiones para sentenciar el encuentro. No obstante, en los últimos minutos el Barça no sufrió en exceso, ya que los locales se vieron sin fuerzas y sin piernas para buscar la portería de Neto. E incluso Braithwaite, en la última jugada, puso el segundo. Sufrida victoria del Barça, que saldó no sin suspense su compromiso, y ya está en los octavos de final de la Copa del Rey

 
Hoy destacamos