Universo Blaugrana

Ousmane Dembelé en un partido del Barça / EFE

Ousmane Dembelé en un partido del Barça / EFE

Dembelé se queda en el Barça por una apuesta personal

El francés es la gran apuesta de Josep María Bartomeu para liderar el ataque azulgrana

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

22.07.2020 17:00h

2 min

Excepto que llegue una oferta estratosférica el próximo verano, Ousmane Dembelé seguirá defendiendo los colores del Barça. Las tres temporadas de El Mosquito en el Camp Nou han sido una completa desilusión. Gran parte de culpa la han tenido sus constantes problemas físicos, que le han dejado más tiempo en la enfermería que disponible para jugar. Sin embargo, él sigue confiando en que podrá triunfar en el conjunto azulgrana. Misma idea que defiende el presidente Josep María Bartomeu. 

Y este es uno de los grandes motivos por el que el extremo galo no saldrá en el próximo mercado de fichajes. Dembelé fue una de las grandes apuestas del mandato de Bartomeu. Se le fichó a cambio de 125 millones de euros, por su potencial y porque su progresión lo convertía en una de las grandes perlas del fútbol europeo. Pese a sus lesiones, tiene solo 23 años, y mucha carrera por delante. Todavía tiene tiempo para despuntar. Además, el dirigente culé no está dispuesto a reconocer un nuevo error. 

Bartomeu, saludando a Ousmane Dembelé | FCB

Bartomeu, saludando a Ousmane Dembelé | FCB

El ex del Dortmund es la niña de los ojos del presidente. Y es por eso que tendrá una nueva oportunidad esta próxima temporada, de demostrar que tiene la actitud y las características necesarias para triunfar en el Camp Nou. Es una apuesta personal del máximo dirigente culé. 

Cambio de mentalidad y actitud

A parte de la obsesión de Bartomeu por Dembelé, otro argumentos que refuerzan su continuidad es su cambio de mentalidad y actitud. En sus primeros años, protagonizó una infinidad de polémicas extradeportivas. No obstante, en la última temporada decidió abandonar todos sus malos hábitos, y centrarse solamente en conseguir la gloria en Barcelona. Alimentación, vida privada, impuntualidad... el galo ha dejado toda esa vida atrás para hacerse con un hueco en la plantilla culé. 

No hay duda de que las molestias físicas que le acompañaron las dos primeras temporadas fueron fruto de su mala condición física y sus rutinas erróneas. Sin embargo, este curso Dembelé preparó su cuerpo a conciencia para evitar una nueva lesión. Por eso, los últimos problemas en el bíceps femoral del muslo derecho, por el que ha estado más de seis meses fuera, solo pueden deberse a la mala fortuna. O al menos, de esa manera lo justifica el Barça, que todavía le considera una verdadera joya para el presente y el futuro. 

Ousmane Dembelé en la Ciutat Esportiva / FCB

Ousmane Dembelé en la Ciutat Esportiva / FCB

Tras estar prácticamente todo el año en el dique seco, Dembelé lleva meses trabajando a conciencia para volver al 100%. La crisis del coronavirus ha jugado a su favor, y su gran objetivo es ayudar al equipo para la nueva fase final de la Champions. Tendrá menos días de vacaciones que sus compañeros para continuar con su recuperación en la Ciutat Esportiva. No quiere nuevos imprevistos. Y es que sabe que la paciencia, incluso por parte de Bartomeu, se está acabando. Está ante su última oportunidad de ser grande en el Camp Nou. 

 
Hoy destacamos