Universo Blaugrana

Sergio Busquets y Arturo Vidal en una acción ofensiva del Barça contra el Athletic Club / EFE

Sergio Busquets y Arturo Vidal en una acción ofensiva del Barça contra el Athletic Club / EFE

La derrota contra el Athletic acelera dos fichajes en el Barça

El club catalán se tendrá que reforzar en dos posiciones que han generado muchas dudas en los últimos partidos

Oriol Quintana

11.02.2019 10:45h

2 min

La previa de este domingo contra el Athletic Club tenía dos grandes temas pendientes. Primero, se tenía que ver cuál era la decisión de Leo Messi y Ernesto Valverde sobre si forzar o no. La otra gran duda pasaba por saber quién ocuparía el puesto del lateral izquierdo con un Jordi Alba sancionado.

La apuesta fue Nelson Semedo a pierna cambiada. El mal partido de Sergi Roberto contra el Valencia (2-2) lo hizo volver al lateral derecho y cambiar de posición al portugués que viene de firmar muy buenos partidos. A pesar de su buen partido generó muchas dudas sobre el futuro de esa posición.

Un recambio de Jordi Alba

Antes del partido, Juan Miranda fue el descartado de la lista de 19 convocados de Ernesto Valverde. El único especialista en el lateral izquierdo se quedaba en la grada y daba pie a los experimentos. El de 25 años volvió –como ya hizo en Sevilla (2-0)– al perfil izquierdo y firmó un buen partido.

Serio en defensa y persistente en ataque, lo intentó sin mucho éxito. El ex de Benfica vive un buen momento y se atreve con todo. Fue el más activo en una banda con un Philippe Coutinho contemplativo que no da síntomas de mejora. El portugués llegó a forzar un discutible penalti en los últimos minutos del encuentro.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#ForçaBarça🔴🔵

A post shared by Jordi Alba (@jordialbaoficial) on

No deja de sorprender la mala gestión de la secretaría técnica en la carpeta del lateral izquierdo. Tras la salida de Lucas Digne al Everton y de Marc Cucurella cedido al Eibar, solo Miranda era la opción disponible. El futbolista no juega desde el mal partido de Levante (2-1) en Copa del Rey y parece que Ernesto Valverde ya le ha puesto la cruz.

Del próximo verano no pasa. El Barça incorporará a un especialista en la posición del de L’Hospitalet. Los que más gustan son Júnior Firpo, del Betis, y Ferland Mendy, del Olympique de Lyon, próximo rival de los culés en octavos de Champions League. El francés de 23 años –ojito derecho de Eric Abidal– pide a gritos el salto a un grande y los catalanes son los mejores posicionados.

Piezas en el centro del campo

Parecía que este curso el centro del campo blaugrana era más completo que nunca. A Rakitic y a Sergio Busquets –titulares indiscutibles– se le sumaban Arthur, Arturo Vidal y Carles Aleñá (por un lesionado Rafinha). Parece que este año también se ha quedado corto.

En Bilbao se apostó por Busquets-Rakitic-Vidal y fue desastroso. El chileno no se incorporó en ataque y su juego en estático dejó mucho que desear. Perdió muchos balones y desesperó a Leo Messi y al técnico. Con la entrada de Carles Aleñá en el minuto 63, el equipo mejoró. El jugador –más perfil Barça– se entendió bien con el argentino y Sergi Roberto y puso más control en el juego.

Arturo Vidal jugando contra el Athletic Club este domingo / EFE

Arturo Vidal jugando contra el Athletic Club este domingo / EFE

En verano se incorporará al equipo Frenkie de Jong y puede ser que no sea el único. Rakitic apunta a irse a París y desde el club se estudia seriamente firmar a otro centrocampista de garantías. El que ya sonó y puede ser blaugrana en un futuro es Adrien Rabiot, cuyas negociaciones siguen congeladas. Ya le buscan un recambio a un Busquets y a Rakitic que empiezan a notar seriamente la acumulación de partidos.

La temporada que viene el club puede tener a cinco centrocampistas de máximo nivel, cuatro de ellos muy jóvenes. Valverde podrá dar confianza a nuevas piezas si se muestra más atrevido. Rabiot –si finalmente se confirma–, De Jong, Arthur y Aleñá darán una profundidad de banquillo que ahora mismo se echa en falta.

 

Hoy destacamos