Universo Blaugrana

Arturo Vidal entrenando con el Barça / FC Barcelona

Arturo Vidal entrenando con el Barça / FC Barcelona

El desprecio del Inter que cabrea a Arturo Vidal

Al chileno se le complica el futuro mientras el Barça sigue negociando con Lautaro Martínez

Oriol Quintana @urikingkat

21.05.2020 09:32h Actualizado: 21.05.2020 09:36 h.

2 min

Barça e Inter de Milán siguen en conversaciones por el traspaso de Lautaro Martínez. El delantero argentino se ha convertido en el objetivo número uno de los culés y parece que es quien mejor lo tiene para terminar vistiendo de azulgrana. El jugador quiere jugar en el Camp Nou y, aunque todo apunta que eso será posible, todavía quedan algunos flecos pendientes.

El Toro puede salir del Giuseppe Meazza por una cláusula de rescisión de 111 millones de euros, un precio que ahora mismo no se podría abordar. Por ese motivo ya se lleva tiempo barajando varias opciones. La que parece tener más futuro es un trueque de dos futbolistas más dinero.

Por parte azulgrana han sonado muchos nombres de la primera plantilla como Jean-Clair Todibo, Ivan Rakitic, Nelson Semedo o Junior Firpo. Quien lo tenía mejor para terminar en la capital de la Lombardía era Arturo Vidal, pero parece que poco a poco, y según lo que apuntan medios italianos, el interés que tenía Antonio Conte en él se ha ido diluyendo.

El desprecio a Vidal

El chileno no veía con malos ojos volver a la Serie A, donde rindió muy bien con la Juventus de Turín, y luchar por el título liguero. Era uno de los nombres que más convencían a los neroazzurri pero por ahora no entrará en la operación. Prefieren reforzar los laterales con nombres como Semedo o Junior Firpo.

A sus 32 años, el futuro de Arturo Vidal queda en el aire. Él tenía mucha confianza en terminar en el Inter y ser uno de los pilares del proyecto. Esta infravaloración le ha sentado extremadamente mal, como ya le ha pasado en numerosas veces en el Camp Nou, y seguro que volverá más fuerte sobre el césped para demostrar que sigue teniendo cuerda para rato.

El chileno sabe que tiene colgado el cartel de transferible y que de este último tercio de temporada que le queda con el Barça dependen las ofertas que le puedan llegar. Aunque siempre se le ha discutido su perfil poco técnico, a base de trabajo y de esfuerzo sigue siendo un jugador importante dentro de la plantilla.

Arturo Vidal en un partido con el Barça / EFE

Arturo Vidal en un partido con el Barça / EFE

Muchos veían al 22 en el inicio de curso como la quinta opción al centro del campo azulgrana --por detrás de Arthur, Busquets, De Jong y Rakitic-- pero no ha sido así. Por minutos, supera al brasileño y al croata. El descontrol y el factor sorpresa que aporta ha sido bien valorado tanto por Quique Setién como por Ernesto Valverde. Eso también se refleja en los números. Cuarto máximo goleador del equipo con seis goles, por detrás de Messi, Suárez y Griezmann.

Más motivado que nunca

Como hemos podido ver en estos dos años que lleva Arturo Vidal en el Camp Nou, es un jugador que ante la adversidad se crece. Lo consideraban como la alternativa física en la medular --cómo fue Paulinho-- pero su sacrificio y esfuerzo han hecho que compita por la titularidad y se gane el cariño de la afición.

A eso, cabe añadir que es un ganador nato --once ligas como profesional-- y le encanta competir. Ha vuelto del desconfinamiento muy en forma tras trabajar físicamente en casa. Su objetivo es terminar este inédito curso como un jugador clave y demostrarle a Conte lo que se puede llegar a perder.

 
Hoy destacamos