Universo Blaugrana

Imagen de archivo de Dembelé en un entrenamiento del Barça / EFE

Imagen de archivo de Dembelé en un entrenamiento del Barça / EFE

División en el Barça en torno a Dembelé

El club azulgrana valora seriamente la posibilidad de traspasar al francés si no reacciona

Yago González

19.11.2018 10:38h

2 min

La situación de Dembelé está en la mesa de debate del Barça. El caso del francés es especialmente delicado tanto por la elevada inversión que supuso su fichaje como por el extraordinario potencial que se le presume al futbolista. No se contempla una solución fácil ante esta disyuntiva.

La falta de actitud del francés ha puesto en duda su capacidad de consolidarse en la élite. Es el gran temor que tiene el Barça. Dembelé carece de profesionalidad y si la situación no cambia el club podría plantearse la salida del jugador antes de que se consume el fiasco.

Es cierto que el jugador apenas tiene 21 años. Todavía necesita madurar. Ser consciente de qué significa ser futbolista. Del increíble privilegio de su posición. De la suerte que tiene. Y de que más le vale no echarlo todo a perder. De lo contrario, llegará el día en que se arrepentirá por haber lanzado tantas oportunidades por la borda.

Dembelé, inadaptado

El principal problema es que Dembelé no da muestras de mejorar en el aspecto personal. Más allá de ciertos hábitos molestos, como su impuntualidad, lo que realmente preocupa es que todavía no se ha integrado en la plantilla. Y no parece que le importe. El francés se refugia en sus compatriotas, sobre todo en Umtiti, el único jugador del vestuario con quien mantiene una relación cercana.

Por lo demás, Demebelé va a su bola, tanto con respecto a sus compañeros como con el club. La gota que colmó el vaso fue el día que no se presentó a un entrenamiento y el club tardó más de hora y media en lograr contactar con él. Ese día Ernesto Valverde dijo basta.

El Txingurri lo dejó fuera de la convocatoria ante el Betis a modo de castigo. Una reprimenda pública que podría alargarse alguna semana más. Hasta ahora el técnico y el club se habían mostrado comprensivos con el joven futbolista. Lo habían consentido, incluso. Pero Dembelé abusó de la confianza y se les subió a la chepa.

Dos corrientes de opinión

Fuentes de la cúpula azulgrana aseguran a Culemanía que "Dembelé es un fuera de serie y hay que darle margen. Es muy bueno, paciencia". En el Barça están convencidos de su talento. Solo requiere tiempo. Cuidado. Mimo. Pulir las imperfecciones de un diamante en bruto.

Una foto de archivo de Ousmane Dembelé / EFE

Una foto de archivo de Ousmane Dembelé / EFE

Ahora, si bien hay unanimidad en cuanto a la calidad del futbolista, no todo el mundo en can Barça confían en que vaya a darse un cambio de actitud: "Su comportamiento no es el adecuado, es una falta de respeto con sus compañeros... si no cambia su actitud podrían tomarse medidas”, revelan otras personas en el club.

En manos de Dembelé

Ante este panorama, el Barça no descarta un traspaso del jugador. Pero aunque se viene apuntando la posibilidad de que sea traspasado en el mercado de invierno si llega una oferte decente, en torno a 100 millones de euros, desde el club son más partidarios de darle un voto de confianza y esperar hasta que termine la temporada. Al fin y al cabo es un futbolista con mucho potencial que puede ser útil a lo largo del año.

Únicamente saldría en enero si la situación actual se alargara y se diera la posibilidad de cerrar un buen acuerdo para intercambiarlo por otro jugador de características similares, como podría ser Willian, del Chelsea.

El balón está en el tejado de Dembelé. De él depende la determinación final del club. Si se pone las pilas y empieza a demostrar que le importa el Barça y que quiere triunfar en el club, seguirá. Pero si persiste en su displicencia, al Barça no le quedará otra que buscarle una salida.

 

Hoy destacamos