Universo Blaugrana

Messi en el partido contra el Cádiz / EFE

Messi en el partido contra el Cádiz / EFE

Los dos penaltis claros a favor del Barça que Soto Grado no pitó

El colegiado y el VAR no vieron -o no quisieron ver- dos infracciones dentro del área del Cádiz

Pau Beya Acero @pbeya96

06.12.2020 00:30h

2 min

Los errores condenaron al FC Barcelona en Cádiz. El equipo andaluz puso fin a la buena racha del cuadro azulgrana, que venía de encadenar tres victorias consecutivas ante Dínamo Kiev, Osasuna y Ferencvaros. Dos fallos garrafales en defensa propiciaron la derrota de los de Koeman en el Ramón de Carranza.

El primero llegó por parte de Mingueza, tan contundente como irregular. El canterano culé remató contra su propia portería tras un córner del CádizTer Stegen desvió el esférico pero Álvaro, sobre la línea de gol, transformó a placer. El segundo fue un error en cadena. Jordi Alba sirvió mal desde la banda, Lenglet dejó pasar el balón y puso en un aprieto a Ter Stegen, cuyo rechace se estrelló en Negredo. El ariete no falló a puerta vacía.

Dos fallos

Los errores defensivos no fueron los únicos que castigaron al FC Barcelona. Soto Grado también falló. Y, como la defensa, por partida doble. El colegiado toledano no vio -o no quiso ver- dos penaltis claros en el área del Cádiz. Desde la sala VOR revisaron las acciones, pero no le empujaron a rectificarlas.

El penal de Alcalá sobre Lenglet / ZONA BLAUGRANA

El penal de Alcalá sobre Lenglet / ZONA BLAUGRANA

El árbitro no corrigió un penalti sobre Lenglet identicó al que le señalaron al propio central francés sobre Ramos en el clásico. Pedro Alcalá agarró al ex del Sevilla de la camiseta, lo derribó e impidió que pudiera rematara. El VAR estuvo un buen rato revisando la jugada, pero finalmente no dijo nada a Soto Grado.

En los instantes finales del encuentro hubo otra jugada polémica. Messi disparó una falta desde la frontal, un zaguero la desvió y, en el rebote, Iván Alejo tocó el esférico claramente con la mano. El VAR dedicó unos segundos a mirar la acción, pero le acabó diciendo a Soto Grado que el partido podía continuar.

No es excusa

Sea como sea, los fallos de Soto Grado no deben servir de excusa al FC Barcelona. El equipo azulgrana debe fijarse en sus propios errores, que son los que verdaderamente le han condenado a la derrota. Sin las pifias de Mingueza, Lenglet, Alba Ter Stegen, el cuadro catalán no tendría que lamentar la actuación de los colegiados.

Los jugadores del Cádiz celebran el gol contra el Barça / EFE

Los jugadores del Cádiz celebran el gol contra el Barça / EFE

El Barça debe mejorar. El Atlético de Madrid ya está a 12 puntos en la tabla y, hoy por hoy, es utópico pensar que los de Koeman vayan a poder luchar la Liga. El choque frente a la Juventus del próximo martes debe servir para dar un paso adelante y reponerse del doloroso revés del Ramón de Carranza.

 
Hoy destacamos