Universo Blaugrana

Ousmane Dembelé en el encuentro ante el Athletic Club / EFE

Ousmane Dembelé en el encuentro ante el Athletic Club / EFE

Las dudas que sembró Dembelé antes de lesionarse

El francés se olvidó se buena pretemporada en San Mamés y volvió a las andadas

Claudia Granja @c_granjafranch

21.08.2019 14:58h

1 min

Desconcentrado, impreciso y falto de ritmo. Así estuvo Dembelé ante el Athletic Club de Bilbao el pasado viernes en el estreno liguero del Barça como vigente campeón. Titular indiscutible en la ofensiva azulgrana, dada la ausencia de Messi, junto a Suárez y Griezmann, el francés decepcionó inesperadamente. 

Escorado en izquierda, el Mosquito fue incapaz de desbordar en velocidad y apenas tuvo una incidencia directa en el juego destacable. Una actuación muy por debajo de las expectativas depositadas en él en esta tercera temporada como azulgrana y que se agravan si se analiza la estadística del partido. 

Si en pretemporada fue uno de los mejores, la mala versión de Dembelé recobró vida en tierras vascas. Ausente en ataque, desconcentrado y lento. Tanto que el delantero llegó a errar hasta 13 pases durante los 90 minutos de encuentro siendo así el jugador que más errores cometió del conjunto catalán. Pero no queda ahí la cosa. También fue el que más balones perdió. Un total de 21.

Sin arriesgar

Y es que pese a que la defensa vasca hizo gala de su sacrificio defensivo, especialmente en la segunda parte --totalmente cobijados en la frontal de su área-- el francés perdió balones inverosímiles y sin apenas tener que arriesgar en el regate o en el dos contra uno. 

Una foto de Ousmané Dembelé durante el partido ante el Athletic Club / FCB

Una foto de Ousmané Dembelé durante el partido ante el Athletic Club / FCB

Carreras sin control, cambios de ritmo no coordinados con el control del balón y una falta de inspiración preocupante para un jugador con un potencial físico envidiable. Pese a que sufrió unas molestias en el bíceps femoral, tampoco parecen suficiente coartada para una performance tan decepcionante como la de Dembelé en San Mamés y que, para más inri, ahora se han convertido en la sexta lesión del jugador desde que fichó por el club catalán en verano de 2017.  Muchas dudas que ahora de agudizan y que se mantendrán estas cinco semanas que el extremo estará de baja. Vuelta al doble trabajo: recuperarse y recuperar el ritmo y el mejor juego para una temporada en la que sí está obligado a despuntar o acabará como Coutinho.

 

Hoy destacamos