Universo Blaugrana

Eder Sarabia, en una imagen de archivo con el Barça / EFE

Eder Sarabia, en una imagen de archivo con el Barça / EFE

Eder Sarabia se sincera: “Ese día pensé que se nos quemaba el rancho”

El segundo entrenador del Barça concedió una entrevista en plena crisis por el coronavirus

Redacción Culemanía @culemanias

19.03.2020 12:03h Actualizado: 19.03.2020 14:48 h.

2 min

Toda la plantilla del Barça se encuentra confinada en sus casas y ahora cuentan con más tiempo que nunca para trabajar sobre el equipo. Pero las competiciones están completamente paradas y todavía se desconoce cuando podrían retomarse. Uno de los que hizo un llamamiento a quedarse en casa fue el segundo entrenador, Eder Sarabia.

La mano derecha de Quique Setién aprovechó estos días para hablar durante una hora con Jordi Saragossa, un fotógrafo que ha decidido afrontar la crisis del coronavirus realizando diferentes entrevistas mediante su canal de Instagram. En ella, repasó varios episodios vividos desde que aterrizó en Barcelona.

El momento más difícil

Sarabia reconoció que cuando le dieron la noticia que estaría en el club azulgrana se dio un abrazo con su padre, Manu, se pusieron a llorar y añadió que “es una suerte que hemos tenido, es verdad que hemos trabajado mucho para tener estas oportunidades, pero hay que estar ahí en el momento, ahora toca aprovecharlo, trabajar a muerte y dar lo mejor de nosotros”.

También explicó la exigencia del reto. Lo ejemplificó en uno de los partidos más complicados de la era Setién: contra el Ibiza CD. "Tenemos que trabajar a muerte por esto, fui consciente el primer día en la Copa, cuando estábamos perdiendo y podíamos quedar eliminados. Ese día pensé que se nos quemaba el rancho”, explicó.

Nelson Semedo jugando contra el Ibiza / EFE

Nelson Semedo jugando contra el Ibiza / EFE

Ni clásico, ni Mestalla, ni San Mamés. El partido en que el cuerpo técnico sufrió más desde que llegó al club fue en la victoria muy ajustada contra el Ibiza CD en la ida de octavos de final de la Copa del Rey. Ese día se avanzaron los locales y el equipo firmó un gris partido con un 3-5-2 sin éxito. Fue Antoine Griezmann quien salvó del desastre absoluto con dos goles: en el minuto 72 y en el 94.

Totalmente agradecido

Si una cosa ha demostrado Setién en rueda de prensa es el agradecimiento y la felicidad que le despierta el hecho de entrenar al Barça. En la misma línea está Eder Sarabia: “El segundo o tercer día de estar aquí, estábamos comiendo, me paré y les dije a mis compañeros que, si algún día me quejo de algo, dadme un sopapo porque no tendría razón de ser”.

Sobre sus polémicos gritos desde el banquillo en el clásico comentó que “soy muy apasionado y eso no creo que esté reñido con el hecho de fliparlo y sentirte un privilegiado y valorar cada día el hecho de estar con Leo, Gerard o Antoine. Hay que aprender de todo sin dejar de ser uno mismo, sin perder la esencia, siendo naturales y siendo uno mismo porque cuando vas llegando a los sitios es porque eres como tú has sido. Pero hay que aprender y no caer en la misma piedra dos veces”.

Quique Setién y Eder Sarabia en un entrenamiento del Barça / EFE

Quique Setién y Eder Sarabia en un entrenamiento del Barça / EFE

Setién y Sarabia son muy naturales delante de los medios de comunicación, algo que también dicen mostrar ante los futbolistas. “Ahí estamos, disfrutando y viviéndolo desde dentro, tratando de ser naturales y cercanos. Y que la gente también pueda ver cómo vivimos, cómo somos y cómo sentimos”, comentó al respecto.

Situación difícil

Actualmente, toda la plantilla azulgrana se encuentra confinada por el coronavirus. En su casa aprovecha para mejorar el juego del equipo: “No estamos en casa tumbados en el sofá. Hay que aprovechar para muchas cosas. Cuando volvamos tendremos algunos vídeos de cosas concretas que el equipo debe mejorar y pulir. Hay que aprovechar”.

 
Hoy destacamos