Universo Blaugrana

Una foto de archivo de los jugadores del Barça celebrando un gol / EFE

Una foto de archivo de los jugadores del Barça celebrando un gol / EFE

El Barça y el Real Madrid comparten un problema preocupante este año

Los dos grandes del fútbol español tienen un punto débil en sus espectaculares plantillas

Redacción Culemanía @culemanias

05.09.2018 23:30h Actualizado: 05.09.2018 23:30 h.

2 min

Barça y Real Madrid han empezado con fuerza en el campeonato liguero. Ambos equipos suman nueve puntos tras tres jornadas y comparten además buenas sensaciones en estos primeros compases del año.

Esto, claro está, era hasta cierto punto previsible. Los dos grandes del fútbol español tienen plantillas de ensueño, jugadores de primer nivel que garantizan un buen rendimiento durante la mayoría de partidos de la temporada. Por algo tienen también presupuestos muy por encima del resto de equipos de Primera División.

Sin embargo, si analizamos detalladamente los planteles de ambos clubes podemos encontrar una curiosa coincidencia. Un punto débil que no sería raro que se les volviese en contra en los próximos meses.

Tanto Barça como Real Madrid tienen en la nómina del primer equipo únicamente un lateral izquierdo puro. En el Camp Nou el perfil izquierdo lleva el nombre de Jordi Alba, indiscutible para Ernesto Valverde –aunque no tanto para el nuevo seleccionador nacional Luis Enrique. En el Bernabéu en esa banda el dueño y señor es Marcelo.

Salidas de Digne y Hernández

Lo sorprendente es que ambos clubes han optado este año por desprenderse de los jugadores que hasta ahora funcionaban como recambios naturales de sus laterales izquierdos titulares.

De Barcelona ha salido con dirección a Liverpool (aunque para ponerse la camiseta toffee del Everton) Lucas Digne, tras dos temporadas demasiado irregulares en Can Barça. Mientras tanto desde Madrid ha volado a San Sebastián Theo Hernández, después de que el joven lateral no cumpliese las expectativas en su primer año con los blancos.

Si vamos más al detalle de la cuestión, vemos que este punto débil se convertiría en un problema especialmente grave para el Barça ante una hipotética lesión de Alba.

La supuesta dedicatoria de Jordi Alba a su hijo tras marcar gol al Huesca | EFE

Mismo problema en el filial

Sobre el cierre de mercado el joven Marc Cucurella, con notables participaciones en la gira de pre-temporada blaugrana, salió cedido en dirección al Eibar. Un movimiento entendible al hablar de un jugador joven, con gran proyección, que además tratará de arañar minutos en un equipo consolidado en Primera como el vasco.

Lo sorprendente es que la salida este año de Cucurella deja al Barça B, también, con un solo lateral izquierdo, Juan Miranda. Otra joven promesa del filial culé que ha tenido minutos en los amistosos de verano, pero que todavía parece demasiado verde como para suplir a Alba en partidos de gran calado.

En el caso del Real Madrid, aunque la salida de Theo Hernández deja también coja a la plantilla, hay que mencionar que Julen Lopetegui ya ha asegurado que contará como recambio en el perfil izquierdo con Serguio Reguilón. El canterano de La Fábrica también ha dejado buenas sensaciones en la pre-temporada merengue, aunque el plan inicial era que disputase minutos sobre todo en el filial blanco.

¿Alternativas de urgencia?

El escenario por tanto parece peligroso. Sobre todo si nos fijamos en la composición del plantel que dirige el Txingurri Valverde. Aunque Jordi Alba se ha mostrado durante su carrera como un jugador con poca tendencia a lesionarse, los imprevistos siempre aparecen a lo largo de una temporada tan larga.

En ese caso el Barça sin duda afrontaría un problema de difícil solución. ¿Optar quizás por alguno de sus defensas más polivalentes (Sergi Roberto, Umtiti, Vermaelen…) para ese perfil? ¿O la dirección deportiva se lanzará finalmente a fichar un recambio natural para el de l’Hospitalet?

 
Hoy destacamos