Universo Blaugrana

Los pesos pesados del Barça arroparon a uno de los substituidos en la segunda parte  / EFE

Los pesos pesados del Barça arroparon a uno de los substituidos en la segunda parte / EFE

El vestuario del Barça cierra filas en torno a un compañero

Los cracks del equipo culé quisieron arropar a uno de los jugadores señalados tras la mala primera parte blaugrana

Redacción Culemanía @culemanias

17.09.2018 17:12h Actualizado: 17.09.2018 17:12 h.

2 min

La ajustada victoria del Barça en San Sebastián es un aviso a navegantes. El equipo, que cuajó un partido bastante discreto, se llevó los tres puntos principalmente por los errores de Gerónimo Rulli, el portero txuri-urdin

Esta manera de ganar, a partir de los errores del rival más que por los aciertos propios, puede tener una lectura positiva: el Barça de Ernesto Valverde  acostumbra a aprovechar los fallos del contrario. Pero también una negativa: los blaugrana están lejos de dominar los encuentros y de ganar sin sufrir.

Esta dificultad para llevar el ritmo del partido ha sido analizada por muchos a partir del once inicial por el que apostó en el Nuevo Anoeta el técnico extremeño. Una alineación que causó sorpresa al prescindir de dos de los puntales del conjunto culé. La ausencia de Sergio Busquets y Philippe Coutinho de la partida fue suplida con la entrada de Rafinha Alcántara y Sergi Roberto, que trasladó su posición del habitual lateral derecho al mediocampo.

45 minutos fallidos

Pero la apuesta de Valverde no funcionó. El equipo fue incapaz durante los primeros 45 minutos de controlar el partido a través de la posesión. El centro del campo blaugrana sufrió a conciencia debido a la intensidad de los donostiarras, ganadores en la mayoría de duelos y balones divididos sobre el campo.

Tal era la inconsistencia barcelonista que Valverde llamó a calentar a Coutinho antes de que acabase la primera parte. El brasileño salió tras el descanso y, con la incorporación posterior de Busquets, el equipo fue capaz de llevar la iniciativa ante una Real Sociedad, todo hay que decirlo, más cansada que en la primera parte.

Titulares señalados

La marcha atrás de Valverde cambió al equipo pero también dejó varios señalados en el plantel barcelonista. Uno de ellos es sin duda Nelson Semedo, que cuajó unos primeros 45 minutos demasiado flojos en un carril derecho que la Real había dejado intencionadamente desguarnecidos. 

El otro es Rafinha. El hispano-brasileño no aprovechó su primera titularidad en Liga de la temporada. Superado por la intensidad de la Real Sociedad, el pequeño de los Alcántara fue incapaz de aportar temple y calidad en el medio del campo culé. Motivo por el que fue sustituido apenas diez minutos después de iniciarse el segundo tiempo.

Primera titularidad

La mala actuación de Rafinha es especialmente significativa por lo acontecido en torno al jugador en los últimos meses. Tras su cesión al Inter de Milán, durante el verano su salida se llegó a dar por supuesta, aunque finalmente el propio Valverde decidiese darle una nueva oportunidad en el plantel.

Rafinha, en un entrenamiento esta pretemporada


El centrocampista se quedó precisamente para encuentros como el del sábado. Partidos de máxima exigencia en los que, por cuestiones de calendario, el entrenador decide dar descanso a Busquets y compañía con un recambio de garantías. Pero Rafinha no cumplió del todo su parte.

Apoyo absoluto

Dicho todo esto, los pesos pesados del vestuario blaugrana no quieren que, de ninguna manera, los suplentes del equipo pierdan la confianza. Messi y compañía saben de la importancia de tener a todos enchufados si se quiere optar a los grandes títulos del año.

Así lo dejó claro Luis Suárez nada más acabar el encuentro. “Hay jugadores que llegan con muchos minutos y muchos kilómetros y eso pesa. Aquí no hay dudas, estamos todos para ayudar al equipo y para ayudar al míster a tomar decisiones”, apuntilló el delantero uruguayo todavía sobre el césped. En términos similares se expresó Jordi Alba: “Todos somos importantes”.

Los mandamases del vestuario culé coinciden con Valverde en la necesidad de rotar y, sin nombrarlo directamente, quisieron mandarle un mensaje de confianza a Rafinha, tras su decepcionante tarde en San Sebastián.  

 
Hoy destacamos