Universo Blaugrana

Gerard Piqué recibiendo indicaciones de Xavi, durante el Barça-Nápoles / EFE

Gerard Piqué recibiendo indicaciones de Xavi, durante el Barça-Nápoles / EFE

Los elegidos de Xavi para suceder a Piqué en el Barça

El conjunto culé maneja distintas posibilidades para reforzar el eje de la defensa en verano

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

02.03.2022 10:19h

3 min

El tiempo pasa para todos, también para las leyendas. Gerard Piqué, a sus 35 años, tiene contrato vigente hasta junio de 2024 y, más allá de dicha fecha, no se prevé que siga vistiendo de azulgrana. El FC Barcelona debe guardarse las espaldas para mantener una zaga defensiva de presente y futuro, por lo que ya lleva tiempo oteando el horizonte en busca de nuevos refuerzos.

Ronald Araujo y Eric García tienen a día de hoy el puesto asegurado de cara a la próxima temporada, de la misma forma que Piqué. El futuro de Lenglet y Umtiti parece más lejos del Barça que nunca, y con Mingueza se deberá tomar una decisión en función de cómo quede configurada la plantilla el próximo verano. El caso es que el Barça de Laporta, Alemany y Xavi maneja en el mercado de fichajes a varios futbolistas que podrían aterrizar en el Camp Nou para rendir a las mil maravillas. Jules Koundé, Matthijs de Ligt, Christensen, Koulibaly y Azpilicueta son algunos de ellos.

Koundé, opción de calidad y futuro

El primero es una de las opciones que más gustan a Xavi, al tratarse de un futbolista joven, con proyección y que ya es uno de los mejores del mundo en su puesto. También por el hecho de que conoce a la perfección el campeonato de Liga, debido a sus años de bagaje en el Sevilla. Su contratación, eso sí, sería muy costosa a nivel económico y hay varios grandes clubes que le siguen la pista desde hace tiempo, especialmente un Chelsea que estuvo a punto de pagar su cláusula de 80 millones de euros el pasado verano.

Ante este precio tan elevado y la voluntad de ahorrar para fichar a Haaland, los derroteros del Barça irían por otro lado. Concretamente, por la vía de Stamford Bridge. En el Chelsea juegan Azpilicueta y Christensen, dos defensores de distinta edad y características pero que tienen un punto en común: ambos terminan contrato en junio de este mismo año.

Christensen, el que más gusta

El gran objetivo del Barça es cerrar la llegada del central danés de 25 años, y de ahí que Jordi Cruyff y Mateu Alemany hayan estado este pasado martes en Londres para negociar el fichaje. Las negociaciones están avanzadas y ya se han sentado las bases del futuro contrato de Christensen en el Barça, a la espera de lo que suceda con Lenglet y Umtiti y de que Piqué, definitivamente, decida si cumple su contrato hasta 2024 o si se retira a final del presente curso.

Andreas Christensen en un partido con el Chelsea / EFE

Andreas Christensen en un partido con el Chelsea / EFE

En lo que no pudieron avanzar Alemany y Jordi Cruyff, en cambio, fue en las negociaciones con el entorno de Azpilicueta. El futbolista navarro, que también acaba contrato con el Chelsea en junio, ha anunciado a los representantes del Barça que no resolverá su futuro hasta abril. Se trata de un defensa polivalente, que suele jugar como lateral derecho y también puede hacerlo por la izquierda, actuando ocasionalmente de central. La voluntad del Barça sería llevarse gratis a Christensen y Azpilicueta, pero si tiene que elegir priorizará la llegada del danés, por recorrido y condiciones.

De Ligt, un objetivo permanente

En lo que respecta al central holandés, la Juventus le tiene declarado como transferible. Eso sí, no le dejará marchar a no ser que llegue una oferta desorbitada, en una apuesta que el FC Barcelona no desea realizar a corto plazo. De Ligt encajaría a la perfección en el ecosistema azulgrana y se reencontraría en la plantilla con su gran amigo Frenkie de Jong. A no ser que él mismo intente forzar su salida rumbo a la capital catalana, no se prevé que el conjunto de Laporta pueda cerrar el fichaje este verano sin poner una millonada encima de la mesa bianconera.

Koulibaly, un sueño imposible

Otro central top europeo que ha estado en diversas ocasiones en la agenda culé es Koulibaly, que se enfrentó al FC Barcelona en estas últimas semanas y sucumbió en dieciseisavos de la UEFA Europa League. El prodigioso central del Nápoles interesa a varios clubes de la Premier League y otros equipos del extranjero, pero su llegada supondría, al igual que la de Koundé, un desembolso económico que el Barça no estaría dispuesto a realizar en estos momentos. El sueño del conjunto blaugrana con el senegalés, por tanto, seguirá quedando aparcado.

 
Hoy destacamos