Universo Blaugrana

Gerard Piqué en un encuentro con el Barça / EFE

Gerard Piqué en un encuentro con el Barça / EFE

El enigmático mensaje de Piqué en redes tras el pinchazo en Vigo

El central azulgrana publicó un mensaje que parece ir dedicado a Rafinha

Pau Beya Acero @pbeya96

28.06.2020 12:43h

1 min

Tropiezo importante de cara a la lucha por la Liga del FC Barcelona en Balaídos. El equipo azulgrana se dejó dos puntos de oro contra el Celta que le pueden acabar costando un título. El gol de Aspas en el 88' condena a los culés a tener que ganarlo todo y esperar dos empates o una derrota del Real Madrid.

El Barça llevó el ritmo del encuentro en todo momento y completó una gran primera mitad. Se adelantó hasta dos veces en el marcador gracias a Luis Suárez, pero no supo cerrar el partido cuando llevaba ventaja. Eso, con jugadores como Rafinha, Aspas Denis Suárez delante, siempre es peligroso.

Al final, el error de Rakitic en el primer gol y la genialidad de Aspas en el segundo dejaron al FC Barcelona sin dos puntos que puede acabar echando de menos al final del campeonato. Los choques ante Atlético de Madrid y Villarreal de la próxima semana serán decisivos para el devenir de los de Setién en Liga.

Enigmático

Horas después del tropiezo de Balaídos, Gerard Piqué reapareció por las redes sociales tras la polémica con Edu Aguirre, tertuliano de El Chiringuito, de la semana pasada. Esta vez, el central del FC Barcelona no fue tan directo y publicó un mensaje bastante más enigmático en su cuenta de Twitter.

"We were fated to pretend. To pretend (estábamos destinados a fingir. A fingir)". Se trata de la letra de la canción Time to pretend del grupo americano de rock MGMT. Más allá de la referencia musical, no cabe duda que el tuit de Piqué llevaba un mensaje encriptado que, por algún motivo, no quiso poner de forma más clara.

Dado lo que sucedió en Balaídos, es probable que el central azulgrana hiciera referencia a la acción que propició el gol de falta de Iago Aspas. Rafinha cayó tras buscar el contacto con el zaguero, que se tiró al suelo para cortar la jugada. El centrocampista aún propiedad del FC Barcelona forzó el tropiezo con el muslo de Piqué, el colegiado cayó en su trampa y el resto es historia.

Quizás el central tan solo quería compartir la frase de la canción. Pero conociendo a Piqué tras más de una década de trayectoria, resulta evidente que aprovechó la frase de MGMT para mandar un recado a Rafinha.

 
Hoy destacamos