Universo Blaugrana

Una foto de Ivan Rakitic durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Ivan Rakitic durante un entrenamiento del Barça / FCB

El entorno de Rakitic desmiente los rumores que le sitúan fuera del Barça

Fuentes cercanas al croata mantienen el discurso que da el jugador cada domingo: "Quiere seguir en Barcelona"

Claudia Granja @c_granjafranch

21.02.2019 00:10h

3 min

Ivan Rakitic es el deseo de media Europa, inmerso en un culebrón al que el Barça no pone fin y que agudiza los rumores sobre su posible salida del Camp Nou. El PSG abrió la veda tras arrebatar al club azulgrana el verano de 2017 a Neymar, y quiso hacer lo propio con el croata un año más tarde tras fracasar con Busquets

El gigante francés preguntó por el subcampeón del mundo y lo tentó con una ficha astronómica y el pago de 90 millones de euros al club catalán por su fichaje, pero finalmente los deseos del jugador se cumplieron: quedarse en la Ciudad Condal. Ese es el discurso que repite domingo tras domingo cada vez que es cuestionado por su continuidad de azulgrana.

En zona mixta, en actos oficiales o en entregas de premios, Rakitic tiene claro que su casa está en Barcelona.

Los intereses del club

Bien es cierto que mientras en el club catalán se mantiene tajante en su discurso institucional entorno a la situación del jugador, al que se remiten al contrato en vigor que tiene hasta 2021, con una cláusula de 125 millones de euros, la realidad es otra. De momento, los rumores que le sitúan en la órbita de otros grandes de Europa no ha afectado al rendimiento del croata, pero ayudan al club a definir potenciales compradores de un futbolista que en marzo de este año cumplirá 31 años. 

Rakitic pugna un balón con Vinicius Júnior en el último Barça-Madrid / EFE

Rakitic pugna un balón con Vinicius Júnior en el último Barça-Madrid / EFE

Una edad delicada para mantener el ritmo de partidos y la exigencia que conlleva un club como el azulgrana. Algo por lo que algunos directivos de la entidad verían con buenos ojos hacer caja. El Barça no se cerró en banda ante el PSG y esa falta de autoridad, premeditada o no, ha dado alas a otros. La Gazzetta dello Sport publicaba este miércoles en portada el inminente acuerdo con Rakitic por el Inter de Milán en unas negociaciones que tildó de "muy avanzadas". Un fichaje que no se ha cerrado, según la prensa italiana, por la falta de acuerdo por el precio del jugador. Una diferencia de diez millones y que también depende del sí del futbolista. 

A la espera del gesto del club

Unas informaciones que se contraponen a las sensaciones que desprende el futbolista semana tras semana y que fuentes consultadas por este medio mantienen. Con el interés del PSG casi extinto, Fernando Solanas, uno de los representantes del jugador, aseguró a Culemanía la voluntad del croata de seguir de azulgrana.

"Rakitic está súper comprometido con el Barça, es muy feliz en Barcelona, tiene contrato hasta 2021 y está muy tranquilo", comentó Solanas a este diario. A lo que, cuestionado por las informaciones procedentes de Milán, añadió lo siguiente: "Está alejado del ruido mediático y muy orgulloso de estar donde está".

Una felicidad que sería mayor, tal y como ha reconocido en varias ocasiones el propio jugador de forma pública, si el club catalán ampliara y mejorara su contrato. Algo que parece no estar en la agenda de prioridades del club, dado el tope de la masa salarial que tiene la entidad catalana, pero por lo que no pierde la esperanza: "No está enfadado con la directiva. Ivan lleva muchos años en esto, sabe cómo funciona el mundo del fútbol y cree que el Barça estará a la altura en algún momento". 

El cambio de escuela de sus niñas

Su continuidad, por contrato, está asegurada, pero torres más altas han caído. El Inter de Milán está al acecho y el PSG tampoco se olvida. Ivan cambió a sus hijas de colegio a principio de curso para recalar en una escuela francesa de la capital catalana. Un guiño aparente al club que preside Nasser Al-Khelaïfi, pero que las mismas fuentes desmienten: "Ha sido una decisión puramente educativa". 

Con ambas partes exhibiendo la misma voluntad, Rakitic y el Barça están obligados a entenderse, eso sí, si verdaderamente quieren.

 

Hoy destacamos