Universo Blaugrana

Valverde dirigiendo el partido del Barça en Ipurúa / EFE

Valverde dirigiendo el partido del Barça en Ipurúa / EFE

Ernesto Valverde consigue la regularidad que tanto buscaba

El Barça mantuvo la portería a cero por tercera vez esta temporada y no vio ninguna tarjeta amarilla

Oriol Quintana @urikingkat

20.10.2019 10:14h Actualizado: 20.10.2019 10:37 h.

2 min

Los azulgranas se levantaron este domingo con una sonrisa. El Barça ya es líder de Primera División tras la derrota del Real Madrid en Son Moix. Los culés superaron el virus FIFA en Ipurúa con una buena actuación colectiva con goles del tridente: Griezmann, Messi y Luis Suárez.

El club catalán se avanzó en el minuto 13 y ya no dejó escapar la victoria. Se mostraron seguros en defensa y pudieron contener bien los centros laterales del Eibar de Mendilibar. Tanto Clement Lenglet como Samuel Umtiti se mostraron seguros en el juego aéreo y pocas veces se vieron superados.

Griezmann, Suárez y Leo Messi celebrando el primer gol del partido contra el EIbar / EFE

Griezmann, Suárez y Leo Messi celebrando el primer gol del partido contra el EIbar / EFE

Por tercera vez esta temporada el Barça termina un partido sin encajar ningún gol: Ipurúa, Sevilla (4-0) y Getafe (0-2). Ernesto Valverde está encontrando la mejor manera de atacar sin salir perjudicado atrás. En los últimos cinco partidos se han marcado 13 goles y se han recibido solamente dos: Inter de Milán (2-1) y Villarreal (2-1).

Sin tarjetas

Otro de los detalles destacables del partido de este sábado es que es el primer encuentro de los culés que termina sin ver ninguna tarjeta. El último precedente -antes del parón de selecciones- fue todo lo contrario: se vieron cinco amarillas y dos rojas. Araújo y Dembelé fueron expulsados y Piqué vio la quinta amarilla pensando en el Clásico.

Ahora el reto está en Praga. El Txingurri podrá contar con la totalidad de la plantilla con la incógnita de Sergi Roberto. Contra el Eibar sufrió una dura contusión y fue sustituido en el descanso. Es la única duda que tienen los culés contra los checos. Si se consiguen los tres puntos, la clasificación está prácticamente asegurada.

Umtiti y Lenglet celebrando el gol de Griezmann / FC Barcelona

Umtiti y Lenglet celebrando el gol de Griezmann / FC Barcelona

Futbolísticamente para los intereses culés es una lástima que la próxima semana no haya Clásico. El Barça ha encontrado una cierta regularidad ideal para enfrentarse al Real Madrid y poder aumentar la diferencia a cuatro puntos. La dinámica blanca es completamente opuesta, la enfermería está llena y Zidane no termina de encontrar el buen esquema.

Mala racha blanca

Mientras el Barça está en buena racha, el Real Madrid no coge ritmo. De los últimos cinco partidos suman dos victorias, dos empates y una derrota. Han marcado ocho goles y han recibido cinco tantos. Ganaron a Osasuna (2-0) y a Granada (4-2) y empataron contra Brujas (2-2) y Atlético de Madrid (0-0).

Zidane dirigiendo el Real Madrid en Mallorca / EFE

Zidane dirigiendo el Real Madrid en Mallorca / EFE

No tienen margen de error en Champions. Necesitan una victoria en Turquía si quieren luchar por la primera plaza del grupo. Suman un punto de seis posibles -empatados con el Galatasaray- mientras tienen el Brujas con dos y el PSG con seis de seis.

 
Hoy destacamos