Universo Blaugrana

Dembelé tras marcar contra el Real Valladolid / EFE

Dembelé tras marcar contra el Real Valladolid / EFE

El error de Koeman con Dembelé ante el Valladolid

El delantero galo sufrió en la primera mitad y brilló en la segunda

06.04.2021 16:46h

2 min

Ousmane Dembelé ha copado todas las portadas y ha abierto todos los informativos de deportes este martes. El delantero francés salió al rescate del FC Barcelona contra el Real Valladolid y salvó dos puntos que pueden acabar siendo vitales en la lucha por la Liga. Los culés visitarán Valdebebas el próximo sábado a un punto del Atlético y dos por encima del Real Madrid.

El extremo galo fue el mejor del Barça sobre el césped del Camp Nou gracias a una segunda mitad donde derribó el muro del conjunto vallisoletano prácticamente solo. En la primera mitad, sin embargo, pasó bastante desapercibido. La posición en la que le ubicó Koeman no ayudó a que potenciara sus puntos fuertes.

No siempre sirve

Como viene siendo habitual en las últimas semanas, Dembelé se situó como delantero centro. Brilló contra Real Sociedad París Saint-Germain, equipos que suelen presionar al rival y adelantar las líneas. Por lo tanto, el delantero francés pudo desmarcarse, romper al espacio y generar muchos problemas a las defensas contrarias.

Dembelé celebrando el gol contra el Valladolid / FC Barcelona

Dembelé celebrando el gol contra el Valladolid / FC Barcelona

Pero el Real Valladolid saltó al verde del Camp Nou con un bloque bajo y una línea de tres centrales que hizo desaparecer a Dembelé. El extremo no tuvo espacios para correr y siempre había un zaguero que se ocupaba de él. Apenas entró en juego, no pudo desbordar y se le vio bastante incómodo sobre el terreno de juego.

Y eso que participó en una de las pocas jugadas de peligro que creó el FC Barcelona en la primera mitad. Una transición rápida del equipo azulgrana generó desequilibrio en la defensa del ValladolidDembelé se desmarcó y, cuando se le puso un zaguero por delante, encontró a Messi con un taconazo. El argentino disparó, pero se topó con otro central vallisoletano.

Otro rollo

El Barça no estaba cómodo con el 3-4-3 y Dembelé, todavía menos. Koeman lo leyó a la perfección en el descanso y volvió al 4-3-3 convencional. Y el ex del Borussia Dortmund fue el gran beneficiado. Se situó en la derecha, de manera que pudo encarar y regatear al lateral rival. Le dio la noche a Nacho Martínez.

Ousmane Dembelé y Leo Messi celebrando el gol ante el Valladolid / FCB

Ousmane Dembelé y Leo Messi celebrando el gol ante el Valladolid / FCB

Casi todas las acciones de peligro del FC Barcelona pasaron por sus pies. Estuvo a punto de abrir la lata en el 58', pero Masip, con una gran estirada, lo evitó. Fue él quien provocó la expulsión rigurosa de Óscar Plano en el 80'. Y finalmente, en el 89', acabó dando el triunfo al conjunto azulgrana.

Dembelé, ángel y demonio contra el Real Valladolid. El extremo francés lleva cuatro años demostrando que es capaz de lo mejor y lo peor. Aunque en este caso, el culpable de que Ousmane pasara de 0 a 100 fue Ronald Koeman. Erró en la primera mitad y lo enmendó en la segunda.

 
Hoy destacamos