Universo Blaugrana

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

¿Es normal que Valverde vuelva a dar cuatro días de vacaciones a la plantilla?

El técnico extremeño libera a los jugadores varios días libres por el parón de selecciones y no se ejercitarán hasta el próximo lunes

Claudia Granja @c_granjafranch

04.09.2019 19:21h Actualizado: 11.11.2019 14:04 h.

3 min

Pocos, y ahora ninguno. El Barça se quedó sin apenas efectivos este domingo después de disputar el encuentro en El Sadar ante el Osasuna (2-2) dado el primer parón de selecciones de la temporada en la que la mayoría de disponibles azulgranas han acudido a las citas con sus respectivas selecciones. 

La sorpresa la protagonizó la ausencia de Sergi Roberto, ausente en la primera convocatoria de Robert Moreno y pese a ser un indiscutible con Luis Enrique, mientras que Jordi Alba y Sergio Busquets han mantenido su puesto. De Jong con Holanda, Griezmann, Umtiti y Lenglet con Francia, Semedo con Portugal, Arthur con la canarinhaTer Stegen con Alemania y Carles Aleñá con la sub-21 junto a los canteranos Carles Pérez, Abel Ruiz, Cuenca e Iñaki Peña. 

Muchas ausencias que se suman a los lesionados, Leo Messi, Luis Suárez, Ousmane Dembelé y Neto. Un total de 14 futbolistas que dejaron al Txingurri con apenas siete efectivos. Piqué, Arturo Vidal, Todibo, Wagué, Sergi Roberto, Junior Firpo e Ivan Rakitic, que no acudió a la llamada de Croacia para resolver su futuro en el Barça antes del cierre de mercado

Vacaciones, de nuevo

Los azulgranas se ejercitaron el domingo y el lunes bajo las órdenes del técnico extremeño con un equipo formado por canteranos. Riqui Puig, Chumi, Collado, Araujo o Ansu Fati fueron las caras más destacadas. Una falta de disponibles habitual en Can Barça, pero por la que no ha dejado de sorprender la decisión de Valverde.

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Ernesto Valverde durante un entrenamiento del Barça / FCB

Tras ejercitarse este miércoles, el próximo entrenamiento del primer equipo será el próximo lunes por la tarde, seis días antes de medirse en el Camp Nou ante el Valencia. Un equipo con el que tienen cuentas pendientes tras la final de Copa del Rey perdida la temporada pasada, al que no lograron batir en ninguno de sus enfrentamientos ligueros y contra el que están obligados a ganar dada la posición que ocupan los azulgranas en la clasificación. 

¿Es normal?

La competición acaba de empezar y apenas llevan tres semanas de máxima competición, pero parece que la situación de alarma no altera la normalidad en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Los azulgranas ocupan la octava posición en la clasificación con cuatro puntos, pero pese a que en el barcelonismo se palpa el nerviosismo, Valverde no está por la labor de cambiar de planes. 

Considera que el equipo ha merecido más y por tanto no se debe castigar a los no seleccionados con más ejercicio. Un práctica habitual la temporada pasada y que responde a la necesidad de no poner presión a los jugadores, especialmente en un momento de la temporada donde entienden que todavía no se deciden los títulos. Conservar la calma y la hoja de ruta son aspectos fundamentales para que el equipo mantenga su evolución en el juego, la noticia no ha sentado bien a todos los sectores. 

Una foto de Arturo Vidal durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Arturo Vidal durante un entrenamiento del Barça / FCB

Muchos consideran que la mano izquierda del extremeño, para algunos "mano blanda", es excesiva. El equipo ha demostrado carácter, actitud y herramientas suficientes para remontar resultados adversos, pero no es suficiente. La pretemporada ha dejado muchos lesionados por el camino, y mejorar en físico y en aspectos tácticos en estas dos semanas de parón se concebía como una oportunidad, pese a no tener a toda la plantilla disponible.

Otra de las razones que sostienen la decisión es la conciliación de la vida privada de los jugadores dado que posteriormente vendrán los grandes desplazamientos y los períodos de mayor concentración, pero muchos no defienden la postura de Valverde. El tropiezo ante el Osasuna empieza a desinflarse, pero esta decisión solo pasará desapercibida si los azulgranas cumplen ante el Valencia. De no ser así, empezarán los problemas.

 
Hoy destacamos