Universo Blaugrana

González González mostrándole amarilla a Piqué / EFE

González González mostrándole amarilla a Piqué / EFE

¡Escandaloso arbitraje contra el Barça en la Supercopa!

El colegiado González González fue el protagonista absoluto del encuentro

Redacción Culemanía @culemanias

09.01.2020 22:35h Actualizado: 09.01.2020 23:13 h.

2 min

El Barça se despidió de la Supercopa de España con un muy mal sabor de boca. Los azulgranas fueron superiores al Atlético de Madrid (2-3) durante gran parte del encuentro, pero no supieron matar el partido y le dieron vida a los del Cholo. Más allá del partidazo de Messi, hubo otro protagonista en las semifinales.

El colegiado González González fue uno de los nombres propios que deja el partido. No tuvo mucho trabajo durante la primera parte. Solo se le puede culpar de no mostrarle tarjeta amarilla a Saúl Ñíguez, que se encargó de parar al argentino azulgrana como buenamente pudo.

Los goles anulados

Ya en el segundo tiempo, el árbitro tuvo un papel decisivo en el que hubiera sido el segundo gol del Barça. En el minuto 51 Messi empató el partido y decidió poner el cierre con una gran acción. Un balón en la frontal le caía al argentino, éste la bajaba al verde y superaba a Oblak con un sutil disparo al segundo palo.

Messi celebrando el segundo gol del Barça que fue anulado / EFE

Messi celebrando el segundo gol del Barça que fue anulado / EFE

Ante las quejas de los colchoneros, González González fue a consultar el VAR con la ayuda de la sala VOR. La pelota rebotó en el brazo del 10 antes de controlarlo y el gol fue anulado. El partido continuó y la jugada quedó eclipsada por el 2-1, obra de Antoine Griezmann tres minutos después.

También intervino el videoarbitraje en el gol de Gerard Piqué. En el minuto 74, Messi colgaba una falta a Arturo Vidal, el chileno le cedía al catalán que entraba libre de marca y ponía el tercero en el marcador. Cuando ya lo estaban celebrando los culés, el colegiado recurrió al VAR. El tanto fue anulado por fuera de juego por milímetros del 22, un tanto que años atrás hubiera subido al marcador.

Estos dos momentos dieron vida a unos colchoneros que ya se veían eliminados. Se animaron y fueron adelante hasta lograr el empate. El propio Cholo Simeone reconoció en rueda de prensa que estas dos decisiones les afectó positivamente mientras que dejó tocados a los culés.

Los jugadores del Atlético celebrando el gol del empate a dos / EFE

Los jugadores del Atlético celebrando el gol de la victoria / EFE

Los penaltis reclamados

El Barça también pidió dos penaltis durante la primera parte y el árbitro no señaló ninguno. Destacó un manotazo de Thomas Partey a Samuel Umtiti en un córner pero antes se quejaron de un golpe que recibió Arturo Vidal de Savi y Monteiro en un remate de cabeza.

Manos de Piqué

Para compensar las acciones anteriores, González González no se atrevió a pitar un penalti a favor de los colchoneros minutos después del gol del empate a dos. Piqué acariciaba ligeramente el esférico a un centro lateral de Trippier. Hubiera significado un penalti y la segunda amarilla del catalán.

El árbitro no supo mantener el criterio del primer tiempo y, él con la ayuda del VAR, se encargaron de poner polémica en uno de los partidos que tenían el foco en el arbitraje. Dos goles dudosos de los azulgranas y un penalti no pitado a favor de los colchoneros serán algunos de los recuerdos de estas semifinales.

 

Hoy destacamos