Universo Blaugrana

Ernesto Valverde y Eusebio Sacristán se saludan antes del Barça - Girona / EFE

Ernesto Valverde y Eusebio Sacristán se saludan antes del Barça - Girona / EFE

La escuela del Barça arrasa en la Liga

Entrenadores que quedaron marcados en su paso por el club azulgrana

29.10.2018 19:15h Actualizado: 30.10.2018 17:24 h.

3 min

El estilo de juego del Barça es inconfundible y son muchos los técnicos que quieren adaptarlo a sus equipos. Sin embargo, esto no siempre funciona, pues para ejecutarlo se debe haber estado en en estrecho contacto. El copiar pegar no surte el mismo efecto en el esquema de un técnico que nunca ha pisado el Camp Nou que en otro que ha formado parte de él.

Ernesto Valverde sonríe en un entrenamiento del Barça / EFE

Ernesto Valverde sonríe en un entrenamiento del Barça / EFE

En el campeonato de Primera División hay cuatro casos muy significativos al respecto. Además de Ernesto Valverde, el actual entrenador del Barça, Abelardo, Rubi o Eusebio están cosechando buenas sensaciones gracias a ser participes de un estilo de juego que cuando se conoce no se quiere dejar marchar.

En lo más alto

El caso de Ernesto Valverde tal vez resulte más obvio porque es el encargado de dirigir al Barça, pero en su etapa como futbolista pasase por las filas azulgrana tuvo mucho que ver en su elección. Para el club catalán este es factor tomado muy en cuenta, pues la figura de alguien que ha estado en contacto con la manera de trabajar del club siempre tendrá una mayor facilidad para seguir ejecutándola. En el caso del Txingurri, fue jugador del Barça entre 1988 y 1990, dos temporadas en las que tuvo como entrenador a Johan Cruyff.

Poco a poco el técnico extremeño se ha ido mostrando más acorde con el denominado estilo Barça. Pese a introducir tácticas de cosecha propia, la filosofía del toque y de tener la posesión del balón no se han perdido. La pasada temporada, su primera como técnico del club, se saldó con la consecución de la Liga y de la Copa del Rey, mientras que en el presente curso lidera tanto el campeonato liguero como su grupo en la Champions League.

Abelardo en su visita al Camp Nou con el Alavés / EFE

Abelardo en su visita al Camp Nou con el Alavés / EFE

Actualmente, el segundo puesto de la tabla lo ocupa el Alavés. El equipo vitoriano está sorprendiendo en este inicio de campaña y buena parte de culpa la tiene su entrenador, Abelardo. El técnico asturiano está firmando unos números increíbles con un equipo cuya meta principal es conseguir la permanencia. Su paso por el Barça entre los años 1994 y 2002 le ha valido a Abelardo para dotar a sus equipo de un juego combinativo y de toque que ahora le empieza a dar resultado.

Superando límites

Joan Fransesc Ferrer, Rubi, pasó poco tiempo en el Barça, pero tomo buenas notas. A diferencia del resto, el técnico catalán llegó al Camp Nou para incorporarse al staff técnico de Tito Vilanova en la temporada 2013-14. Pese a que no pudo trabajar junto al técnico azulgrana por baja médica, permaneció en el club junto a Gerardo Martino.

Rubi se marchó una vez finalizado el curso y tras una serie de viajes por diferentes banquillos, en la presente campaña ha conseguido colocar al Espanyol en puestos europeos tras encadenar cinco partidos sin perder y mostrando un juego que recuerda al azulgrana. Cabe destacar que Rubi llegó al club catalán tras conseguir el ascenso a Primera División con el Huesca, un hito alcanzando a través de un estilo en el que la posesión del balón era el protagonista.

Una foto de archivo de Eusebio Sacristán / EFE

Una foto de archivo de Eusebio Sacristán / EFE

Tras ser jugador del Barça entre los años 1988 y 1995, Eusebio Sacristán llegó al cuerpo técnico azulgrana en 2003 en el puesto de asistente. Su primera etapa duró hasta 2008 y en ella pudo empaparse de la vertiente técnica de lo que es el juego del Barça. Entre las temporadas 2011-12 y 2014-15, Eusebio se encargó de dirigir al filial blaugrana en Segunda División, con el que consiguió un meritorio tercer puesto en el curso 2013-14.

Tras dirigir a la Real Sociedad con una idea de juego basada en su aprendizaje en territorio azulgrana, actualmente ocupa el banquillo del Girona, con el que intentará conseguir mantenerse en Primera División una temporada más.

Si bien el haber sido parte del Barça en algún momento no puede garantizar un éxito inmediato en la carrera de entrenador, si que aporta una visión diferente y única del juego. Si no fuese así, ninguno de los técnicos citados se empeñaría en aplicarla en sus equipo, a los cuales les está funcionando muy bien por el momento.

 
Hoy destacamos