Universo Blaugrana

Una foto de Van Bommel, entrenador del PSV, en la previa de Champions frente al Barça / EFE

Una foto de Van Bommel, entrenador del PSV, en la previa de Champions frente al Barça / EFE

El resquemor de Van Bommel con el Barça que todavía no ha superado

El técnico del PSV holandés dejó claro en la rueda de prensa previa al partido de Champions frente al Barça que vienen al Camp Nou a ganar

Claudia Granja @c_granjafranch

18.09.2018 13:20h

2 min

Van Bommel tiene un pasado azulgrana muy sonado, pero el técnico holandés no tendrá sentimentalismos ni melancolía este martes a las 18:55 cuando suene el pitido inicial. El Barça y el PSV inaugurarán, junto a Inter de Milán y Tottenham, la primera jornada de la Champions League 2018-2019. El centrocampista holandés solo estuvo una temporada en el Camp Nou (2005-2006), y pese a conquistar cuatro títulos --Champions League, la Liga y dos Supercopas de España-- su enfrentamiento deportivo con Andrés Iniesta le convierten en persona non grata en el que hasta la temporada pasada fue el templo del manchego. 

El Barça se postula como favorito en este primer duelo, pero el holandés lo tiene muy claro: "Si me conformara con una derrota por la mínima, me hubiera quedado en casa, sabemos que el Barça todavía no tiene la forma óptima, pero vamos a intentarlo, en el fútbol se dan las sorpresas". Una declaración de intenciones 24 horas antes del partido. 

Los azulgranas saben cómo se las gasta Europa y no quieren ningún tropezón en el primer encuentro en casa que pueda complicarles la clasificación a octavos. El grupo no es fácil y lo saben, como también lo sabe Van Hommel: "Los jugadores saben que no será fácil. Siempre queremos hacer el mejor juego, un plan A sin tener que recurrir a un plan B, pero a veces no siempre es posible". Y es que el técnico del PSV sabe que será difícil por muchos factores, pero uno es determinante: Leo Messi. El entrenador del PSV volvió a rendirse a la magia del argentino y dejó muy claro su postura respecto al '10' azulgrana. "Sigue siendo el mejor del mundo aunque a veces no gane el Balón de Oro".

Rencillas con Iniesta

Una de las anécdotas de la rueda de prensa previa al partido se produjo cuando fue cuestionado por su relación con Andrés Iniesta. En 2006, cuando el Barça conquistó en París su segunda Copa de Europa, el manchego se vio relegado al banquillo por Van Bommel. El holandés cuajó una primera parte de espanto que le llevó camino directo al banquillo tras los primeros 45 minutos. Iniesta entró por él y el Barça remontó el partido. 

La relación entre ambos centrocampistas fue de mal en peor. A Iniesta no le gustó su suplencia en una final y la repentina salida del holandés rumbo al Bayern de Munich tuvo su venganza cuatro años más tarde en la final del Mundial de Sudáfrica. La agresividad de los jugadores 'orange' fue un escándalo, algo que Van Bommel no considera de ese modo. Un periodista preguntó sobre su relación con Iniesta y tuvo que explicarle un par de veces el motivo de su pregunta, algo a lo que respondió tajante: "Nosotros hablamos de un partido de 2010, increíble. Mañana jugamos contra el Barça en el primer partido de la Champions en la 18/19". Contra quién jugué yo en su día o lo que pasó con Iniesta... No entiendo el motivo de tu pregunta".

Una forma muy tajante de zanjar un tema que todavía trae cola vista la brutalidad de las entradas de los holandeses en la final del Mundial de 2010. Pese a que el planteamiento de los holandeses fue un fútbol duro, Van Bommel --que le ganó la partida a Iniesta durante su primera temporada en el Barça en muchas alineaciones-- tuvo que salir por la puerta de atrás un año después. El club tenía clara su apuesta y ese era el 'mago' de Fuentealbilla.  

 
Hoy destacamos