Universo Blaugrana

Leo Messi y Sergio Ramos en un clásico de la pasada temporada / EFE

Leo Messi y Sergio Ramos en un clásico de la pasada temporada / EFE

La estadística que descubre el poder decisivo del clásico en la Liga

Los duelos entre Barça y Madrid son claves de cara a la consecución del título liguero

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

06.12.2019 18:00h

2 min

El próximo miércoles, 18 de diciembre, se vivirá en el Camp Nou uno de los Clásicos más igualados de los últimos años. Barça y Madrid comparten actualmente el liderato en Liga con 31 puntos cada uno; pero, además, los dos han sido criticados por sus carencias a nivel de juego y actitud en este inicio de curso.

Aunque a los dos conjuntos les quedan todavía tres encuentros (dos de Liga y uno de Champions) antes del gran duelo, la realidad es que el calendario es bastante asequible para culés y madridistas. Los de Valverde se enfrentarán a Mallorca y a Real Sociedad, además de al Inter en la competición continental; y, por otra parte, los hombres de Zidane se la jugarán ante Espanyol y tendrán un desplazamiento al siempre difícil estadio de Mestalla.

Los jugadores del Barça celebran un gol contra el Madrid / EFE

Los jugadores del Barça celebran un gol contra el Madrid / EFE

Eso sí, los dos equipos tendrán la suerte de haber hecho los deberes en Champions y tendrán un último encuentro poco trascendente, ya que los azulgranas están clasificados para octavos como primeros de grupo y los merengues como segundos.

Duelo clave

Pese a que compartan la mentalidad de ir partido a partido, la realidad es que ambos conjuntos tienen marcado en rojo en el calendario el primer Clásico de la temporada. Un partido que, tal y como ha demostrado la historia, es clave de cara a la consecución del título de Liga.

Aunque ganar el primer duelo de la temporada entre blancos y culés no es garantía de cantar el alirón, sí ayuda a encarrilar la Liga. Al menos, así ha sido en la última década. El Barça, dominador de la competición en los últimos diez años con ocho títulos, se impuso en ocho de esos duelos, mientras que el Real Madrid (dos títulos) se impuso únicamente en uno.

Los dos clásicos restantes de la serie acabaron en empate, y uno de ellos lo aprovechó el Atlético para proclamarse campeón por última vez en su historia. Así, se trata de una estadística que demuestra el poder decisivo del primer Clásico de la temporada. Quizá no tanto por los tres puntos, sino más por el golpe psicológico que se le atesta al eterno rival.

Los culés destrozan el factor campo

Por otra parte, hay que destacar que el Barça ha desmontado de forma total el tópico del factor campo y del imponente Santiago Bernabéu. Y es que en la última década, el primer Clásico liguero se disputó en siete ocasiones en el Camp Nou ( con cinco victorias y dos empates culés) y cuatro en el Bernabéu (con una victoria blanca y tres azulgranas).

Así, hay que destacar que el factor campo influyó de forma ínfima, ya que el Barça consiguió demostrar su superioridad tanto en casa como en tierras madrileñas.

Los jugadores de Barça y Madrid recriminando una acción al árbitro / EFE

Los jugadores de Barça y Madrid recriminando una acción al árbitro / EFE

Por tanto, el 18 de Diciembre el Barça tendrá la oportunidad de atestar un golpe importante al Madrid y demostrar de nuevo que en la historia moderna, es el gran dominador de la competición doméstica. Los de Valverde buscarán una victoria en el Camp Nou que, tal y como demuestra la historia, sería un primer paso importante para conseguir su tercera liga consecutiva y la octava en diez años.

 

Hoy destacamos