Universo Blaugrana

Ter Stegen hizo una sensacional parada en el Bayern-Barça de 2015 en Múnich, donde el equipo azulgrana nunca ha ganado / EFE

Ter Stegen hizo una sensacional parada en el Bayern-Barça de 2015 en Múnich, donde el equipo azulgrana nunca ha ganado / EFE

Xavi, contra la historia del Barça en Múnich

El equipo azulgrana ha perdido tres partidos y ha empatado dos en sus cinco visitas al campo del Bayern

Redacción Culemanía @culemanias

06.12.2021 10:52h Actualizado: 07.12.2021 02:24 h.

1 min

El Barça necesitará un milagro para ganar en Múnich. Ni tan siquiera en sus mejores tiempos, con Pep Guardiola o Luis Enrique de entrenador, pudo derrotar al Bayern en su estadio, donde el equipo de Tito Vilanova sufrió su derrota más humillante en 2013: 4-0. De los cinco partidos disputados en Alemania, el Bayern ha ganado tres y los otros dos terminaron con empate.

Alemania nunca fue fácil para los equipos españoles. Y el Bayern, mucho menos. Ganar en Múnich es una misión casi imposible y más para un Barça en horas bajas. La gran suerte para el equipo de Xavi es que el Bayern no se juega nada.

La dulce derrota de Luis Enrique

El Barça de Cruyff empató en Múnich. Igual que el de Guardiola. Van Gaal, Tito Vilanova y Luis Enrique perdieron en el campo del Bayern, aunque las derrotas tuvieron consecuencias muy distintas.

En la temporada 2014-15, el Barça de Luis Enrique perdió en Múnich por 3-2. Fue una derrota dulce. En el partido de ida, el equipo azulgrana había ganado al Bayern por 3-0 con una gran exhibición de Leo Messi. Guardiola dirigía entonces al equipo alemán.

bayern
El Bayern goleó al Barça de Vilanova por 4-0 en 2013 / EFE

La derrota cruel de Tito Vilanova

La derrota más cruel fue la de la temporada 2012-13 con Tito Vilanova como entrenador. En el partido de ida, el Bayern arrolló al Barça por 4-0. En el de vuelta, también ganaron los alemanes por 0-3. 

La primera derrota fue con Van Gaal de entrenador. Ganó el Bayern por 1-0 en la temporada 1998-99. Dos años antes, el Barça de Cruyff había empatado (2-2) en el Olímpico de Múnich. También empató el Barça de Guardiola (1-1) en las semifinales de la Champions de 2009. En la ida, el equipo azulgrana se impuso por un rotundo 4-0.

Xavi, que participó en cuatro de los cinco partidos, tendrá ahora el reto de romper el eterno maleficio del Barça en Múnich. El premio: los octavos de final de la Champions. 

 
Hoy destacamos