Universo Blaugrana

Una foto de archivo de Ernesto Valverde en un entrenamiento / EFE

Una foto de archivo de Ernesto Valverde en un entrenamiento / EFE

El factor externo que trae de cabeza a Valverde

El técnico azulgrana calma la euforia barcelonista y recuerda que hace dos semanas se cuestionaron sus capacidades al cargo del equipo

Claudia Granja @c_granjafranch

30.10.2018 12:49h Actualizado: 30.10.2018 12:54 h.

2 min

Ernesto Valverde no quiere dejarse llevar por la euforia de una semana de ensueño. Victoria frente al Sevilla, recital en Champions contra el Inter de Milán y manita al eterno rival para dejarlos en novena posición y ponerse líderes. Siete días con tres compromisos de alto voltaje que el equipo ha sabido superar con nota y sin su máxima estrella, Leo Messi.

El Txingurri es un técnico sosegado y ha aprendido lo que significa ser entrenador de uno de los equipos más influyentes del mundo. Estar en el Barça supone estar en el foco minuto a minuto y tras vencer al eterno rival el pasado domingo, el técnico extremeño hizo un llamamiento a la calma y mandó un mensaje claro en rueda de prensa.

De villano a héroe

Dos semanas antes, las capacidades de Valverde para gestionar un equipo como el Barça fueron puestas en entredicho por gran parte del barcelonismo. Una situación que no gustó al Txingurri y que evidenció en las ruedas de prensa tras la derrota en Leganés y el empate frente al Athletic Club.  

El entorno azulgrana, especialmente la prensa, ha empezado a hacer mella en un técnico que todavía tiene que confirmar si renueva la temporada que viene. Tiene margen de tiempo y los títulos marcarán la decisión final, pero desde la directiva se apuesta por el extremeño. Aun así, Valverde no se ha escondido y ha sido crítico con las conclusiones que se han sacado de los partidos en los que el Barça tropezó contra todo pronóstico. 

"Yo sé como es esto del fútbol, bueno no sé porque el fútbol cada día es una sorpresa, tengo experiencia. Hay veces que tomas una decisión pensando que es la mejor e incluso analizándola después es la mejor y sin embargo no da resultado y todo el mundo la pone en solfa, y otros días tomas una decisión y todo cuadra con el jugador que sacas y todo el mundo te da la razón. Todo depende de una jugada de que el balón vaya al palo o más a la derecha o a la izquierda. Cuando las cosas te van mal hay que pasarlas a limpio y cuando van bien como hoy también hay que pasarlas a limpio", declaró tras ganar al eterno rival.

Una foto de Lopetegui y Valverde en el Camp Nou / EFE

Una foto de Lopetegui y Valverde en el Camp Nou / EFE

Calma

Un primer mensaje que concluyó así: "Era una semana importante, la asumíamos como difícil, la hemos sacado adelante. Cada semana hay tres partidos, hay semanas que todo te va bien y hay otras que no te va tan bien. Por ejemplo de hay una semana como la que tuvimos no hace mucho que te expulsan a un jugador contra el Girona, el Leganés te hace dos goles en un minuto y tienes no sé cuantos palos contra el Athletic, debemos mantener la calma, queda mucha temporada por delante". 

Un mensaje claro para la plantilla y el equipo. Nada está hecho, pero a Valverde no le gusta que se le ponga en duda. Frente al Real Madrid el equipo supo aguantar la presión de los blancos y gestionó bien los cambios para hacer daño a un rival que se volcó en ataque. 

El Txingurri aboga por la calma, la constancia y el trabajo. Ni ahora son los mejores, ni tampoco eran los peores hace dos semanas. 

 
Hoy destacamos