Universo Blaugrana

Una foto de archivo de Eric Abidal y Pep Segura, máximos responsables deportivos del Barça / EFE

Una foto de archivo de Eric Abidal y Pep Segura, máximos responsables deportivos del Barça / EFE

El fichaje 'bluf' del que se libró el Barça por un día

El club catalán tanteó la incorporación de un central del gusto de la casa, pero su sueño de jugar junto a Messi se acabó en horas

Redacción Culemanía @culemanias

18.10.2018 15:52h Actualizado: 19.10.2018 10:43 h.

1 min

Estuvo a punto de cumplir su sueño, pero todo se desvaneció en un día. Se trata de Jean-Michael Seri, actual central del Fulham, que estuvo en la órbita azulgrana por su buen salida de balón y la buena campaña que firmó con el Niza. En verano de 2017, y en pleno culebrón Neymar, el Barça se fijó en el jugador de Costa de Marfil que pese a tan solo medir 1,65, se había hecho un hueco en el equipo francés. 

Tras un intercambio de cromos entre equipos y jugadores en los que el Barça también tenía interés, arios equipos, Seri acabó en la Premier League por 34 millones de euros. Con 27 años. sus primeros meses en Inglaterra han sido buenos. Un total de 672 minutos, un gol y una asistencia. Unos números menores de los que firmó en el Niza en 2017; marcó dos goles y dio 10 asistencias en 43 partidos. 

Una foto de archivo de Seri / EFE

Una foto de archivo de Seri / EFE

Pese a esfumarse su sueño de jugar junto a Leo Messi, el jugador confesó estar "encantado" con su nuevo club. "Empiezo una nueva aventura y voy a darlo todo" explicó durante su presentación. Él mismo reconoció que no fichar por el Barça le "dejó tocado", pero tomó "ese momento con perspectiva": "Me concentré en lo que sé hacer, jugar al fútbol. No había otra solución ni nada mejor que volver a jugar a fútbol. Seguir igual no habría servido de nada. Admito que no fue fácil. Pero hoy no queda en mi cabeza ningún recuerdo de todo eso. Pienso en el futuro, hay muchas cosas bonitas por hacer".

Y concluyó: "Para mí, un jugador habla en el campo, no en los medios. Los que hablan mucho son jugadores mediocres, que necesitan que se les conozca. Me repetí que, por un lado, había un club para el que yo no era una prioridad, y del otro, un club que me quiere. Habría sido de tontos enfadarse porque un club no te ha querido en lugar de darlo todo al que te ama".

 

 
Hoy destacamos