Universo Blaugrana

Lautaro Martínez en una imagen con el Inter de Milán / Redes

Lautaro Martínez en una imagen con el Inter de Milán / Redes

El fichaje de Lautaro Martínez genera un problema en el Barça (y gordo)

El argentino del Inter de Milán parece tener decidido ya su futuro este verano

Oriol Quintana @urikingkat

12.05.2020 11:12h Actualizado: 12.05.2020 11:18 h.

3 min

Todo apunta que los astros se van alineando para que Lautaro Martínez termine siendo del Barça. Es uno de los nombres que tienen marcados como prioridad la secretaría técnica y parece que el Inter de Milán estaría dispuesto a dejarlo salir por un trueque de dinero más algún futbolista.

El argentino llegaría al Camp Nou con la etiqueta de promesa, pero también como un crack ya consolidado en la Serie A con 16 goles en 31 partidos oficiales. A sus 22 años sería la opción de futuro del equipo de Quique Setién, pero añadiría otro dolor de cabeza al cuerpo técnico: gestionar los egos de los delanteros.

La relación con las dos vacas sagradas

La llegada del nueve trastocaría la delantera actual. El tridente este curso lo han formado Luis Suárez, Messi y Griezmann y el neroazzurro llegaría para sustituir a la larga al uruguayo. Es evidente que el 9 sería el primer señalado con el fichaje del argentino. Tiene 33 años y su rendimiento no es el mismo desde hace ya algunas temporadas.

El gran avalador de la titularidad del charrúa es el entendimiento que tiene con Leo Messi, compañero y buen amigo. Aunque la relación del 10 con Lautaro Martínez es muy buena, pues son compañeros de selección, tiene más afinidad con el ex del Liverpool. La gestión no será fácil.

Messi y Luis Suárez celebran un gol del Barça / EFE

Messi y Luis Suárez celebran un gol del Barça / EFE

A todo esto, cabe sumarle que el capitán no considera la figura de un delantero centro como urgente a reforzar. Confía en su amigo y le gustaría más el regreso de Neymar Junior. Durante esta temporada ya hemos visto algún episodio de tensión entre el argentino y Antoine Griezmann, quien llegó en lugar del brasileño del PSG. Un episodio que se teme volver a ver.

¿Qué hacer con Griezmann?

El gran fichaje del pasado mercado veraniego no fue otro que Antoine Griezmann, del Atlético de Madrid, por 120 millones de euros. El jugador llegaba para ser el tercer pilar del tridente y así lo ha hecho, pero sin convencer y mostrando un nivel a años luz de lo que hizo en el Wanda Metropolitano.

Tampoco ha terminado de entrar en buena dinámica con sus dos compañeros de delantera, Luis Suárez y Leo Messi, y eso hace qué muchos se cuestionen qué futuro tiene dentro del equipo. Juega en una posición que no es la suya -extremo izquierdo- y ya no es una joven promesa, llegó como un jugador consolidado con 29 años.

Antoine Griezmann celebra un gol del Barça / EFE

Antoine Griezmann celebra un gol del Barça / EFE

Si llega Lautaro se le suma aún más competencia para la titularidad aunque el Toro no suele actuar en la banda como extremo. Cabe ver qué rol tendrá en el equipo de la próxima temporada e incluso no se descarta que pueda salir para generar la liquidez que se ha dejado de ingresar por el coronavirus.

‘Overbooking’ de delanteros

Al tridente titular se le debe sumar otras complicaciones que deberá gestionar el área deportiva. Dos de ellas se llevan arrastrando desde hace varios cursos. Ousmane Dembelé estará totalmente recuperado cuando se inicie la temporada 2020-21 para competir en el extremo, aunque también suena como posible venta.

En una situación parecida encontramos Coutinho, que ahora se contempla como alternativa en la medular. Si se queda en el club y no sale traspasado -que es el objetivo principal de la secretaría técnica- intentaría volver a competir en el interior y liberar una competencia más en la delantera.

Coutinho en una imagen de archivo con el Bayern de Múnich / EFE

Coutinho en una imagen de archivo con el Bayern de Múnich / EFE

A estos dos fichajes frustrados se le añaden las jóvenes figuras Trincao, que llegará en julio, y Ansu Fati, juvenil en dinámica de primer equipo; pero también Martin Braithwaite, fichaje de urgencia del mes de febrero. Si se quiere dar oportunidades a los dos primeros, se les debe hacer un hueco. Con estos jugadores más Lautaro, el Barça podría empezar la pretemporada con un total de ocho delanteros. Alguno tendrá que salir.

 
Hoy destacamos