Universo Blaugrana

Frenkie de Jong jugando con el Ajax de Ámsterdam / EFE

Frenkie de Jong jugando con el Ajax de Ámsterdam / EFE

El fichaje al que renunció el Barça para convencer a De Jong

La llegada del holandés le cierra las puertas del club a otro centrocampista

Víctor Malo | Oriol Quintana

25.01.2019 11:11h

4 min

No se puede tener todo. En ocasiones, para conseguir algo que se anhela con todas las fuerzas se debe renunciar a otras cosas que también se desean. Una máxima de la vida que, como no podía ser de otra forma, también se aplica en los despachos del Camp Nou. Los dos fichajes top que quería el FC Barcelona para reforzar su centro del campo han resultado ser incompatibles por el momento. 

Frenkie de Jong era el gran deseado. Un jugador que en todos los sondeos realizados por el club aparecía como la opción más ilusionante por su estilo de juego con marcado ADN Barça. También su personalidad y el carácter afable que transmite eran aspectos más que favorables. Según asegura todo el mundo en Holanda, De Jong es una persona que tiene los pies en el suelo. 

Los argumentos futbolísticos y personales fueron suficientes como para que el presidente Bartomeu decidiese coger un vuelo directo a Ámsterdam hace una semana para frenar la escapada de De Jong al PSG. El medio holandés lo tenía prácticamente decidido porque alucinó con las instalaciones del club parisino, quedó mareado por la oferta económica que le pusieron sobre la mesa y, sobre todo, tuvo claro que allí sería titular. Para este joven de 21 años es clave desembarcar en un club donde poder tener un rol protagonista. 

Rabiot, el temor de De Jong 

Precisamente, el PSG podía garantizarle eso dado la salida inminente de Adrien Rabiot, un centrocampista de características distintas a las de Frenkie, pero que de una forma u otra hubiese sido competencia directa. Ambos tienen cualidades para jugar tanto como mediocentro posicional, en el rol de Busquets, como de interiores más avanzados. 

Rabiot era el jugador que sonaba para reforzar el Barça el próximo verano. Y ahí radicaba uno de los miedos de Frenkie de Jong, según expuso su agente, Ali Dursun, al Barça. "Rabiot estuvo a punto de estropear el fichaje de De Jong", apuntan fuentes conocedoras de la negociación a Culemanía

El futuro del Barça pasa por estos futbolistas

"De Jong veía el interés del Barça por Rabiot como un menosprecio, un gesto de falta de confianza", aseguran. Y es que el gran miedo de De Jong y lo que le hizo estar a punto de renunciar al Camp Nou era el exceso de competencia que se iba a encontrar en la medular: Busquets, Rakitic, Arthur, Arturo Vidal, Aleñá, Sergi Roberto, Coutinho... y los jóvenes del filial como Riqui Puig y Oriol Busquets. Aunque varios de los citados no iban a ser competencia directa para él, el hecho de que Rabiot se juntase en esa terna era visto como un indicativo de mayor competencia. 

Rabiot y su representante –Veronique Rabiot– tenían encima de la mesa la oferta de los catalanes. Eric Abidal se encargó de negociarlo desde el verano pasado. Otros clubes también le propusieron un contrato para que el jugador se replanteara su mejor opción. Bayern de Múnich era uno de los interesados. En las últimas horas, se ha sumado el Tottenham de Mauricio Pochettino.

Negociaciones congeladas

Según se apunta en algunos medios, Adrien tiene ahora serias dudas de jugar en el Camp Nou. Aunque habrá salidas en verano no ve que pueda ser una pieza fija en los once. Busquets es intocable. Arthur Melo avanza a pasos agigantados y Frenkie de Jong parece ser el relevo, por el momento, de un Ivan Rakitic, que está más fuera que dentro. No han dicho la última palabra Carles Aleñá ni Arturo Vidal.

Sin embargo, lo que desde fuera se vende como un desencanto de Rabiot con el Barça, en realidad ha sido a la inversa. El Barça se ha distanciado de Rabiot para poder cerrar al jugador que verdaderamente le interesaba, De Jong. Y es que pese al gran talento que atesora el francés, no hay color entre uno y otro. Ni en el aspecto futbolístico, ni en el plano personal. El galo puede ser sinónimo de problemas. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Victory ! 📸🥳 #winningteam #training

A post shared by Adrien Rabiot (@adrienrabiot_25) on

De momento sigue apartado del equipo de Thomas Tuchel aunque los parisinos tienen piezas justas en el centro del campo. Solo le queda Verrati, que también tiene molestias. En este sentido la victoria del Barça es doble, porque ha conseguido que Rabiot se vaya del PSG y también ha boicoteado el fichaje que los parisinos pretendían para relevarlo: De Jong. Una jugada maestra contra un enemigo declarado. 

Con De Jong firmado, el Barça se tomará la renovación de su plantilla con más calma. Aunque Abidal estaba muy interesado en Rabiot, parece que de momento es un fichaje que pasará a mejor vida. No hay que descartarlo al ciento por ciento, pero se aleja mucho. Su salario también elevaría de forma alarmante la escala salarial, ya que el holandés se irá a los 10 millones brutos con seis en variables. 

Mientras que en el plano deportivo, todo apunta a que De Jong será el relevo de un Rakitic que podría subsanar, precisamente, esa vacante que le queda al PSG en la medular. Las hijas del croata van a una escuela francesa desde hace pocas semanas.

Mientras aguante Busquets, el holandés hará las funciones del ex del Sevilla, lo que implica interpretar el papel del mediocentro español en su ausencia para, cuando se retire en dos o tres años, poder asumir ese rol si verdaderamente está preparado. Para ello, deberá trabajar especialmente el posicionamiento táctico y mejorar su perfil defensivo.

 

Hoy destacamos