Universo Blaugrana

Nasser Al Khelaifi en la presentación de Neymar / EFE

Nasser Al Khelaifi en la presentación de Neymar / EFE

Los fichajes más revalorizados del Barça desde Neymar

La venta de Jean Clair Todibo es el caso más reciente del verano

Ángel Álvarez

30.06.2021 23:15h

3 min

La gestión de los fichajes del FC Barcelona es uno de los puntos más debatidos en las últimas temporadas. En una época de altas expectativas por inversiones millonarias como Coutinho, Dembélé o Griezmann¸ la realidad es que el equipo blaugrana ha logrado aumentar el valor de algunos futbolistas inesperados, a pesar de su escasa trascendencia deportiva.

El único caso, y es el que marca nuestro punto de partida en el análisis, es el de Neymar. Su paso por España resultó tremendamente satisfactorio por lo obtenido a nivel colectivo e individual. Recordemos que el brasileño disputó 186 partidos con la camiseta culé, en los cuales anotó 105 goles y dio 76 asistencias. Dicho rendimiento fue lo que motivó al PSG a pagar en el traspaso la histórica cifra de 222 millones de euros.

A partir de aquí, los jugadores de menor cartel son los que han supuesto una inversión favorable para el club. El caso paradigmático es el de Yerry Mina, quien llegó en enero del 2018 proveniente del Palmeiras de la liga brasileña por 11,8 millones y terminó marchándose en el siguiente mercado de fichajes al Everton de Inglaterra por 32 millones. A pesar de las buenas intenciones del defensor colombiano de hacer carrera en Barcelona, solo jugó seis partidos oficiales.

Yerry Mina en su etapa blaugrana / EFE

Yerry Mina en su etapa blaugrana / EFE

La apuesta de Lucas Digne fue recibida con una perspectiva más positiva. El FC Barcelona invirtió en el internacional francés 16 millones de euros para traerlo del PSG y así reforzar esa zona del lateral izquierdo. Sin embargo, su estancia duró dos temporadas, confirmándose su salida en 2020 hacia el Everton por la cifra de 20,2 millones (más 1,5 en variables).

Los traspasos de Digne, Marlon, Malcom y Semedo

Un ejemplo contrario, pero que igualmente representó ganancias para el equipo culé, es el del central brasileño Marlon Santos. Arribó en el 2016 procedente del Fluminense por 6 millones de euros. Solamente vistió 3 veces la camiseta del primer equipo. Fue adquirido en el 2018 por el Sassuolo de Italia tras pagar 12 millones. Otro de los jugadores brasileños que pasaron desapercibidos a nivel deportivo.

La situación de Malcom puede catalogarse como curiosa. Su paso por el Barça tuvo momentos eficaces, en especial al tratarse de un futbolista muy útil como recurso desde el banquillo. El atacante brasileño llegó en verano de 2018, en aquella situación en la que estuvo involucrada la Roma. El club azulgrana desembolsó 41 millones al Girondins de Burdeos (más uno en variables). Se fue a la siguiente temporada al Zenit del fútbol ruso por 40 millones (más cinco en variables). Aquí la revalorización del jugador se marca por los pequeños detalles de los contratos firmados.

Por otra parte, el portugués Nelson Semedo no cuenta con ese recuerdo tan positivo. Un lateral derecho que pudo gozar de grandes etapas como titular, pero que no logró convencer al entorno blaugrana. Fue adquirido en 2017 desde el Benfica por 30 millones de euros (más cinco en variables), con la expectativa de transformarse en un jugador importante, aspirante a cubrir el gran vacío dejado por Dani Alves. No obstante, sus actuaciones negativas llevaron a la institución a renunciar a sus servicios, por lo que en el verano del 2020 fue traspasado al Wolverhampton de la Premier League por los mismos 30 millones que había costado, pero con el añadido de 10 millones en variables.

Venta de verano

El último caso es el de Jean Clair Todibo. El central francés fue contratado en enero del 2019 por un millón de euros desde el Toulouse. Su paso estuvo más relacionado con las cesiones; primero en el Benfica, quienes pagaron dos millones por ese tiempo limitado; posteriormente en el Schalke 04, cuya cesión también tuvo un traspaso de un 1,5 millones; por último en el Niza, que decidió hacerse con los servicios completos del jugador al pagar 8,5 millones (más otros siete en variables).

Todibo, en un partido con el Niza | EFE

Jean Clair Todibo en un compromiso disputado con el Niza / EFE

Un equipo como el FC Barcelona busca en sus fichajes el éxito deportivo, pero existen estas situaciones que le permiten a la institución sacar provecho económico de jugadores que, por una u otra razón, no terminan de ofrecer el nivel esperado. Además, en el estado financiero del club, esto se vuelve una oportunidad para continuar saneando las cuentas en el corto y medio plazo.

 
Hoy destacamos