Universo Blaugrana

Leo Messi en un entrenamiento del Barça previo al Villarreal / FC Barcelona

Leo Messi en un entrenamiento del Barça previo al Villarreal / FC Barcelona

Los fichajes vetados por Messi empiezan con mal pie

Dos de las incorporaciones del Barça que no quería el argentino no están rindiendo como se esperaba

Oriol Quintana @urikingkat

24.09.2019 11:23h Actualizado: 24.09.2019 11:33 h.

2 min

Aunque muchos lo puedan pensar, Leo Messi no ficha en el Barça. Si había alguna duda solo hay que mirar qué incorporaciones se hicieron este verano. No llegó su excompañero Neymar Junior pero sí que lo hicieron otros jugadores considerados como necesarios.

En una entrevista, el argentino reconoció que “me hubiese encantado que viniese Neymar. Sinceramente, no sé si el Barça hizo todo lo posible para su regreso” pero también destacó que “yo no mando, solo soy un jugador”.

Leo Messi en un entrenamiento con el Barça / EFE

Leo Messi en un entrenamiento con el Barça / EFE

Dos de los fichados son Antoine Griezmann y Junior Firpo. El galo llegó como tercer pilar del tridente. Lo ha jugado todo, pero solo brilló contra el Real Betis en el Camp Nou (5-2), cuando marcó un doblete. El lateral español es la apuesta para sustituir a Jordi Alba a largo plazo.  Aún le falta mucho rodaje.

A la espera de Griezmann

El Barça abonó este verano los 120 millones de euros de cláusula al Atlético de Madrid por el galo. Su firma estaba muy avanzada y no se cambió de opinión tras la aparición de Neymar Junior en el mercado. Se priorizó al colectivo, aunque no es del gusto de algunos de los pesos pesados del vestuario.

El francés y el argentino solo han coincidido sobre el verde en dos ocasiones, sin grandes resultados. Messi salió la segunda parte en el campo del Borussia Dortmund y también contra el Granada. Ninguno de los dos fue determinante y apenas se entendieron.

Griezmann y Luis Suárez se lamentan tras el fatal partido del Barça en Los Cármenes / EFE

Griezmann y Luis Suárez se lamentan tras el fatal partido del Barça en Los Cármenes / EFE

Hace unas semanas, el 10 reconoció que apenas tenía trato con Griezmann. “A Griezmann he tenido la oportunidad de conocerlo. Muy poquito. Estoy lesionado y entrenando al margen. Ya tendremos la oportunidad de compartir muchas cosas”, mucho mejor que el “de Griezmann no opinaremos” del mes de mayo. Y no deja de ser llamativo que Messi dedique mejores palabras al fichaje que no se cerró (Neymar) que al que finalmente ha sido la gran incorporación del verano para los culés. Messi ha dicho por activa y por pasiva que quería a Neymar y este año nunca ha dicho lo mismo sobre Griezmann

La verdad es que el ex colchonero apenas ha brillado. Solo rindió a buen nivel contra el Betis en casa, el resto de los partidos desapareció. Parece que Valverde lo dejará pegado en la banda izquierda, una posición nueva para él. El precedente de Coutinho no está sirviendo para aprender la lección.

Mucho más cercano con De Jong 

Mucho más amable está siendo el argentino con De Jong, al que dedicó un punto en la votación del The Best y con el que se le ha visto cercano en diversos momentos y declaraciones. Una actitud que no se aprecia con los otros dos jugadores, cuyo nivel de juego ha sido claramente inferior al del holandés, que parece contar con el beneplácito de todos.

A años luz de Alba

Junior Firpo tampoco ha mostrado todo su potencial. En el Betis era hiperactivo con gran presencia ofensiva. En el campo del Granada estrenó titularidad y condenó al Barça. Se dejó quitar el balón y resbaló en el primer gol de los locales. En el descanso fue sustituido y Semedo ocupó su lugar en la izquierda.

Junior Firpo jugando contra el Granada / FC Barcelona

Junior Firpo jugando contra el Granada / FC Barcelona

El internacional español Sub-21 no ha entrado con buen pie en el equipo. Insultó a Leo Messi cuando tenía 15 años y todavía no se los ha visto juntos sobre el verde. Este era uno de los motivos que frenaban su firma. Bartomeu y la secretaría técnica siguieron con el plan previsto y se aprovechó la oportunidad de mercado.

Da la sensación que la integración de ambos no está siendo la mejor. Quizá tenga que ver lo que hicieron en el pasado. Pero si no se integran bien con el grupo, les costará más adaptarse a un club como el Barça en lo deportivo. 

 
Hoy destacamos