Universo Blaugrana

Celebración de los jugadores del Barça de Koeman ante el Girona / FCB

Celebración de los jugadores del Barça de Koeman ante el Girona / FCB

Un flojo Barça resbala contra un Salzburgo más rodado

El conjunto de Ronald Koeman resbala ante los austriacos en un partido flojo que genera dudas

Jonathan Mondéjar

04.08.2021 20:51h Actualizado: 04.08.2021 21:39 h.

3 min

El FC Barcelona se enfrentaba al campeón de las últimas ocho ligas de Austria. Un equipo de Champions League: el Salzburgo. Ronald Koeman tenía delante un test duro por el que se decantó por el 5-3-2. Recordó demasiado a la temporada pasada. Los azulgranas se estrellaron en el muro austriaco, mucho más rodado. Braithwaite, de rebote, dio el empate al encuentro, en el que se había adelantado Sucic. En el momento final del choque, Aaronson le dio la victoria a su equipo al poner el 2-1 definitivo.

Alineaciones

FC Barcelona: Neto; Dest, Araujo, De Jong, Lenglet, Alba; Busquets, Nico, Gavi; Griezmann Memphis.

Suplentes: Iñaki Peña (p), Arnau Tenas (p), Piqué, Pjanic, Braithwaite, Riqui Puig, Arnau Comas, Demir, Rey Manaj, Sergi Roberto, Balde y Umtiti.

Salzburgo: Mantl; Ludewir, Onguene, Wöber, Ulmer; Bernede, Capaldo, Camara, Sucic; Okafor y Adeyemi.

Primera parte disputada

Comenzó la primera parte con la incógnita de saber la disposición en el campo del once propuesto por Ronald Koeman. Se confirmaba la vuelta al 3-5-2, únicamente con Memphis y Griezmann en el ataque azulgrana. Sin embargo, en el minuto ocho ya llegó la primera ocasión. No fue de los delanteros, sino de un defensa: Ronald Araújo. El uruguayo sigue siendo un peligro en el ataque aéreo. Eso sí, el Salzburgo se plantó en el campo con mucho coraje. Un juego muy duro por parte de Camara y compañía, además de una presión inquietante. Muchas interrupciones en el juego. Okafor fue quien tuvo las más claras de la primera parte, con un error de Jordi Alba que regaló la bola. El delantero la echó arriba cuando solo tenía que empujarla. La cosa no quedó así. Tuvo otra que salió por la derecha de Neto.

Los elegidos de Koeman, ante el Salzburgo / FCB Twitter

Los elegidos de Koeman, ante el Salzburgo / FCB Twitter

El Barça perdió el dominio del balón. Cosa extraña en los azulgranas. El peligro era inminente y el gol de los austriacos estaba cerca. Fue el momento de Memphis, que ganó la posición al central Onguene, aunque no marcó por muy poco. Fue una reacción buena. Sin embargo, Okafor tuvo otra más. La más grave, la mandó fuera. Una definición deficiente. Neto se desesperó con la defensa. Lo peor estaba por llegar: gol de Luka Sucic. Un gran disparo de fuera del área con la pierna izquierda que, tocó un poco en Frenkie de Jong, y entró por la escuadra. Neto hizo la estatua al verse despistado.  

Segunda parte convulsa

La segunda mitad comenzó con un Barça dubitativo. Le costaba la salida de balón. No estaba fino, para descargar la bola y encontrar una solución. Era muy complicado. Koeman, decidió salir con los mismos al no realizar cambio alguno. El Salzburgo renovó su once, mucho más rodado al haber comenzado la liga de Austria, y siguió creando peligro en la portería de Neto. Araújo era el más seguro de la zaga azulgrana.

Gavi y Nico, titulares en el Barça / FCB Twitter

Gavi y Nico, titulares en el Barça / FCB Twitter

El Barça se estaba ahogado cuando Ronald Koeman decidió hacer los cambios en el minuto 63. Cuatro sustituciones azulgranas: entraron Sergi Roberto, Comas, Balde y Braithwaite por Nico, Araujo, Alba y Busquets. Muchos detalles por parte de Balde, que salió para chutar de fuera del área. Paradón de Mantl. Buscaban un empate de un partido que le restaba poco. Momento para dar entrada a Umtiti, Demir y Riqui Puig en lugar de Lenglet, Griezmann y Gavi.

Sergio Busquets pasando un balón / FCB Twitter

Sergio Busquets pasando un balón / FCB Twitter

Sin embargo, el dominio blaugrana no se estaba materializando en ocasiones. Memphis Depay era la amenaza. El único que tenía peligro. Braithwaite era uno de los que volvía a vestir de culé. Pues fue quien empató: un chute de Dest que rebotó en un defensa y que volvió a rebotar en el danés. Gol casi sin querer. Lo que parecía un empate en toda regla se fue al garete. El Salzburgo se llevo la victoria con un gol de Aaronson. Un jarro de agua fría para el Barça. Se empezó con un 3-5-2 y no funcionó. Deberes pendientes.

 
Hoy destacamos