Universo Blaugrana

Neymar en un partido con el PSG /EFE

Neymar en un partido con el PSG /EFE

La fórmula del Barça para fichar a Neymar con ayuda de la FIFA

El brasileño podría rescindir su contrato este mismo año para volver a ser azulgrana pero es una operación complicada

Cristina Balaguer

04.03.2020 13:12h Actualizado: 05.03.2020 08:24 h.

3 min

Neymar no es feliz en el Paris Saint Germain y aunque sus antiguos compañeros del Barça se lo advirtieron antes de marcharse, el brasileño no esperaba que las cosas fuesen tan mal. Neymar siente que está en una cárcel de oro y ha mandado a sus abogados buscar la forma de poder salir cuanto antes del club francés.

Neymar podría acudir a la FIFA este verano para que establezca la indemnización que debería pagar para marcharse del PSG. El jugador está amparado por el reglamento ya que a pesar de no tener una cláusula de rescisión lleva menos de tres años en el club francés y no ha renovado su primer contrato. Según el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA el jugador podría acudir a la institución para que pongan preci a su libertad. La cantidad estaría entorno a los 170 millones. 

El brasileño también podría, si no puede marcharse de otra forma, irse del PSG ateniéndose a esta cláusula aunque primero sus abogados deberían asegurarse de que puede realizarse siguiendo la jurisdicción francesa. Los abogados del brasileño han encontrado un artículo en el reglamento de la FIFA que permitiría a Neymar marcharse. Se trata del artículo 17 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de jugadores. A pesar de que legalmente es factible, la operación sería complicada. En principio la transacción sería posible si se hiciese a un club fuera de Francia, pero no a otro club del mismo país. 

Un proceso muy largo

Neymar podría utilizar el articulo 17 para rescindir unilateralmente y sin motivos el contrato que le une con el PSG hasta 2022. Si pudiese cumplir esto la FIFA le otorgaría un tránsfer internacional provisional. Entonces el club francés debería elegir si recurrir al TAS y a la FIFA o a la justicia ordinaria francesa para solucionar el conflicto y reclamar la indemnización a la que tendría derecho. La resolución podría tardar unos meses o alargarse años.

Neymar lamentando un gol del Borussia Dortmund / EFE

Neymar lamentando un gol del Borussia Dortmund / EFE

Según los precedentes la FIFA tardaría unos diez meses en acordar la cantidad que el PSG debería recibir como indemnización y el TAS tendría que ratificar la cantidad y esto retrasaría más todo el procedimiento. Lo más probable es que el club francés acudiese a la justicia ordinaria ya que en ese caso además de la pertinente indemnización el PSG recibiría pagos por daños y perjuicios. En Francia no hay ningún precedente de otro jugador que haya optado por esta vía para marcharse de un club. 

Una operación arriesgada para el Barça

El fichaje de Neymar sería un riesgo muy grande para el Barça si se hace mediante este proceso. Aunque el club catalán podría inscribir al jugador y hacer que participase en encuentros con el equipo sería una incógnita cuando y cuanto debería pagar por el jugador. 

Para el club azulgrana traer a Neymar supondría comprometer gran parte de su presupuesto y permanecer en la incertidumbre hasta que el tema se aclarase. A pesar de ello gran parte de la plantilla se ha mostrado siempre muy predispuesta a poner de su parte para que llegue el brasileño. Bartomeu quiere contentar a Messi y el argentino quiere a Neymar en su equipo. Ambos jugadores siguen manteniendo contacto y el argentino siempre ha manifestado su deseo de volver a jugar con el astro brasileño. 

Antecedentes en el fútbol

Hay un caso similar, en 2004, el del jugador Philippe Mexes que se marchó del Auxerre con un contrato vigente para jugar en la Roma amaprandose en el artículo 22, así que realmente no hay precedentes del artículo 17. El Auxerre le negó el tránsfer internacional y acudió a la FIFA pidiendo una sanción para el jugador de cuatro meses y una compensación económica de 18 millones. El jugador terminó suspendido seis semanas y la Roma no pudo fichar durante un mercado además de que el club italiano se vio obligado a abonar una indemnización de seis millones de euors. 

Si el Barça fichase a Neymar podría ser sancionado como inductor de la operación pero si la operación se realiza dentro del mercado de fichajes de verano en teoría no habría más consecuencias para el club azulgrana que la incertidumbre sobre el precio del jugador y cuando pagarlo. 

 
Hoy destacamos