Universo Blaugrana

Sergio Busquets agarrando a Paul Pogba en una acción del United / EFE

Sergio Busquets agarrando a Paul Pogba en una acción del United / EFE

Los futbolistas del Barça que jugaron con fuego en Manchester

La defensa salió retratada sobretodo en la construcción de las acciones ofensivas

Oriol Quintana @urikingkat

10.04.2019 23:49h

2 min

El Barça superó el partido de Old Trafford (0-1) con más dudas que buen juego. El Manchester United salió con cinco defensas, tres medios y dos puntas que descuadraron el once inicial que había diseñado Ernesto Valverde para sacar el partido adelante. Un solitario gol de Luis Suárez -que el árbitro le dio a Luke Shaw- tuvo su peso en oro.

Los culés empezaron el partido con serias dudas, quizás sorprendidos por el planteamiento de los de Gunnar Solskjaer. La defensa no tuvo su mejor primera parte. La solidez a la que estamos acostumbrados dio paso a las dudas y las precipitaciones. Ya en el primer desplazamiento en largo de la defensa red devil en el minuto cuatro de partido, Gerard Piqué se descolocó y ocupó el sitio de su compañero Lenglet. La jugada terminó con una falta de Sergio Busquets que se jugó la amarilla.

Primera parte con poca solidez defensiva

Aunque el Manchester United apenas inquietó a Ter Stegen y su arco, los culés dejaron algunas dudas de concentración y de salida de balón. La zaga defensiva y el centro del campo fueron de menos a más pero cometieron algún error que se podría haber pagado muy caro. Casi todos salieron señalados.

Chris Smalling luchando un balón con Gerard Piqué / EFE

Chris Smalling luchando un balón con Gerard Piqué / EFE

Al cuarto de hora de juego, Sergio Busquets dejaba una acción impropia de él. El pivote lanzaba un balón muy malo al portero alemán y, posteriormente, corrigiendo un error de Piqué le costaba la tarjeta amarilla. Después se jugaba la explusión con un agarrón a Pogba. A su favor, cabe destacar el maravilloso pase a Leo Messi que asistió al uruguayo en el primer gol.

Tampoco estuvo fino el los primero minutos Clément Lenglet. El francés se ha ganado la titularidad y mantuvo a raya las ofensivas de Rashford y Lukaku. En el minuto 27 perdió un peligroso balón cuando quería crear un contraataque. Se rodeó de rivales y lo que era un regate se convirtió en un pase al rival.

Minutos más tarde, Jordi Alba se sumaba al carro de los errores. En un córner sacado en corto, el lateral de L’Hospitalet resbalaba ante los rápidos delanteros ingleses y se formaba un peligroso contrataque que, afortunadamente, terminó en nada.

Mal inicio de la segunda parte

En la segunda parte no se avecinaba ningún cambio a mejor. Ter Stegen cometió un mal pase en la construcción ofensiva, Suárez la perdió en una zona delicada cuando ya pensaba en el contrataque y Nelson Semedo se equivocaba en la salida. Todo esto coincidió con los mejores momentos de Pogba y compañía. La presión era muy alta y el equipo no estaba muy fino en la organización.

Sergi Roberto luchando un balón ofensivo contra el Manchester United / EFE

Sergi Roberto luchando un balón ofensivo contra el Manchester United / EFE

Valverde quiso cambiar el partido y dio entrada a Arturo Vidal y a Sergi Roberto por Coutinho y Arthur en el minuto 65. El equipo se mostró más sólido con cuatro piezas en el centro del campo pero tampoco volvió el tan deseado control. Seis minutos tardó el chileno en ver una injusta amarilla.

El equipo no debe confiarse. Contra el United se mostraron algunas debilidades defensivas que se tendrán que tener muy en cuenta para evitar una posible remontada red en el Camp Nou. Los Solskjaer ya lo hicieron contra el PSG (1-3) en octavos y los culés tienen los fantasmas de Roma todavía muy presentes.

 

Hoy destacamos