Universo Blaugrana

Koeman dando instrucciones a sus jugadores antes de la prórroga en la Supercopa de España / FC Barcelona

Koeman dando instrucciones a sus jugadores antes de la prórroga en la Supercopa de España / FC Barcelona

El gafe de Koeman y Griezmann con el Barça

El delantero galo estuvo al nivel con sus dos goles, pero sigue con el maleficio

Oriol Quintana @urikingkat

18.01.2021 09:38h Actualizado: 18.01.2021 09:47 h.

2 min

El Barça de Ronald Koeman desperdició este domingo una oportunidad de lujo de levantar el primer título de la temporada. Los errores de la segunda parte y de los primeros momentos de prórroga costaron la Supercopa de España contra el Athletic Club (2-3). Lo que podía ser un golpe de efecto se quedó en nada.

El entrenador holandés podía levantar el primer título con los azulgranas. La final se puso de cara con un doblete de Antoine Griezmann, pero los jugadores terminaron cediendo a las ofensivas vascas. Los errores individuales, sumadas a las faltas infantiles, condicionaron el resultado final. Gol de Villalibre en los últimos suspiros del encuentro.

Koeman dando instrucciones a sus jugadores antes de la prórroga en la Supercopa de España / FC Barcelona

Koeman dando instrucciones a sus jugadores antes de la prórroga en la Supercopa de España / FC Barcelona

La prórroga ya empezaba con mal pie. Con el objetivo de perder tiempo, Koeman cambió a dos de los futbolistas más activos en el minuto 88: Pedri y Dembelé. Entraban en su lugar Pjanic y Braithwaite. 30 minutos más sin dos de los activos más en forma. Gol de Iñaki Williams y a intentarlo sin grandes ocasiones.

Otra final perdida (y contra Marcelino)

El Barça volvió a demostrar un día más que es débil mentalmente. No supieron controlar el partido como sí que hicieron en Granada. En las grandes citas, vuelven a pinchar. Los de Marcelino apostaron por un juego duro, muy físico y directo. Y los azulgranas no fueron excesivamente superiores pese a tener la posesión.

El nuevo entrenador del Athletic Club le tiene tomada la medida a los catalanes a partido único. La última final que han perdido los culés fue de Copa del Rey contra el Valencia (2-1) el 25 de mayo de 2019. Después de la debacle en Liverpool, un nuevo jarro de agua fría para el barcelonismo.

Una foto de los jugadores del Valencia Rodrigo celebrando un gol en la final de la Copa del Rey /EFE

Una foto de los jugadores del Valencia Rodrigo celebrando un gol en la final de la Copa del Rey /EFE

El último título del Barça tiene fecha del 27 de abril de 2019, casi un mes antes de las semifinales de la Champions League y la final copera. Los de Ernesto Valverde vencieron al Levente y se impusieron al Real Madrid y Atlético de Madrid --principal perseguidor-- en la Liga. Dentro de cuatro meses se cumplirán dos años sin títulos, algo inédito estos últimos tiempos.

Griezmann gafado

Antoine Griezmann también sigue gafado con el Barça. No firmó su mejor partido, pero fue decisivo con dos goles muy importantes: fusiló desde el punto de penalti un balón muerto y remató a la perfección un centro raso de Jordi Alba. Incluso en la prórroga tuvo el tanto del empate empalmando una volea con la derecha, que salió desviada.

El galo llegó a Barcelona para ganar títulos. Aterrizó al Camp Nou en 2019 y no hay manera de que levante un título. Fuera de la Supercopa de España y de la Copa del Rey, el ridículo de la Champions League y la Liga tirada a la basura tras el confinamiento. Ya van cinco las competiciones que ha disputado y ningún título.

Griezmann lamentando la derrota contra el Athletic Club / FC Barcelona

Griezmann lamentando la derrota contra el Athletic Club / FC Barcelona

En cierta manera, Griezmann sale reforzado de esta final. Marcó un doblete, demostró que puede ser importante en una gran cita y que se merece la confianza de Koeman. Sigue buscando su primer título con los culés y este domingo se escapó la primera final que disputa. Veremos si el gafe continúa o se puede romper en las próximas competiciones.

 
Hoy destacamos