Universo Blaugrana

Aubameyang celebra su gol al Nápoles, el cuarto del Barça en el Diego Armando Maradona / EFE

Aubameyang celebra su gol al Nápoles, el cuarto del Barça en el Diego Armando Maradona / EFE

El gol de Aubameyang en que participaron los 11 futbolistas

La jugada del cuarto tanto del Barça al Nápoles define la transformación del equipo de Xavi

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

25.02.2022 14:43h

2 min

Versión estelar la que ofreció el FC Barcelona este jueves contra el Nápoles ante la atenta mirada, desde el cielo, de Diego Armando Maradona. Los de Xavi recordaron, por juego, goles y ocasiones, a los albores de aquel Barça que Guardiola transportó hacia lo más alto. Se está gestando algo grande, y prueba de ello es la sincronía, agilidad mental y confianza que han adquirido todos los componentes del primer equipo, especialmente quienes fueron titulares contra el conjunto italiano en la vuelta de dieciseisavos de Europa League.

Una jugada para ver repetida

En la jugada del cuarto gol, culminada por Pierre-Emerick Aubameyang en la segunda mitad, el FC Barcelona bailó a un Napoli que persiguió sombras sobre el campo. La jugada nació de una falta botada a favor de los culés en los aledaños de la portería de Ter Stegen. Gerard Piqué jugó con los centrocampistas, quienes a su vez combinaron con los atacantes que se movían por el flanco izquierdo para buscar huecos. El Nápoles se cerró bien, así que Ferran Torres, Jordi Alba y compañía buscaron orientar el juego a la banda contraria, donde Adama fue el principal arma de desequilibrio.

El caso es que, en dicha jugada, los once jugadores del Barça tocaron la pelota, en un total de 23 participaciones. Un minuto y casi diez segundos de posesión de balón ininterrumpida, y que bien podría enseñarse de ejemplo en las grandes academias de fútbol, empezando por La Masia. En ningún momento los napolitanos estuvieron cerca de arrebatar el balón a un Barça muy dinámico, con todos los jugadores moviéndose y buscando espacios para acelerar el juego. Al final, Adama desbordó en banda derecha, se sacó un pase hacia el centro del área y Frenkie de Jong, que dejó pasar el balón, liberó a Aubameyang al arrastrar a parte de la defensa celeste.

El Barça, unido, celebrando el triunfo contra el Nápoles en la Europa League / FCB

El Barça, unido, celebrando el triunfo contra el Nápoles en la Europa League / FCB

El delantero gabonés, de primeras, colocó el disparo en la escuadra para culminar el que seguramente, en conjunto, sea el gol más bello que ha transformado el FC Barcelona en lo que va de temporada 2021-22. Una diana que demuestra que la maquinaria está engrasada, que todo empieza a funcionar como debería en un equipo plagado de talento y motivación.

Este Barça empieza a ilusionar

Esa es la lectura que debería hacerse tras la jugada del último gol del Barça en San Paolo. La prueba de que no todo es talento, sino también voluntad, actitud, química y movilidad. Si continúa por el brillante camino que ha tomado, el Barça podría terminar la temporada 2021-22 en una situación que nadie esperaba hace pocas semanas. Puede que con un título, el de la UEFA Europa League, y a saber si dará tiempo de luchar por el título de Liga Santander.

La cuestión es que esta es la senda y, aunque aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo, no hay duda de que este equipo empieza a ilusionar a todos los barcelonistas. Mención especial, además, para un Aubameyang que llegó despertando muchas dudas y que ha anotado cuatro goles en los dos últimos encuentros. Números propios de lo que era no hace mucho: uno de los mejores arietes del mundo.

 
Hoy destacamos