Universo Blaugrana

Valverde durante el partido del Barça contra el Atlético / FC Barcelona

Valverde durante el partido del Barça contra el Atlético / FC Barcelona

La gran contradicción del Barça de Valverde

Los culés están sufriendo dolorosas derrotas en partidos donde muestran un buen juego

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

10.01.2020 23:50h

2 min

Ernesto Valverde cada vez cuenta con menos apoyos dentro del Barça. La derrota en la semifinal de la Supercopa ante el Atlético de Madrid fue el último detonante para una afición que ha perdido toda la confianza en el técnico culé. 

Y aunque Josep María Bartomeu le ha mostrado todo su apoyo, incluso dentro del vestuario hay cada vez más voces que apuestan por la salida del extremeño. Sin embargo, la idea ahora mismo del club es que, a excepción de que se produzca una gran tragedia, siga hasta final de temporada. 

Bartomeu y Valverde en una imagen de archivo / FCB

Bartomeu y Valverde en una imagen de archivo / FCB

No obstante, lo más posible es que el curso que viene no ocupe el banquillo culé. El mismo Valverde está cansado de la presión y la crítica constante que comporta el cargo, y las dos partes podrían llegar a un acuerdo.

Así, en el Barça ya se barajan diferentes opciones de garantías para sustituirle. El que lleva la delantera es Ronald Koeman, pero el nombre que ha cogido más fuerza en las últimas horas ha sido el de Xavi Hernández, que se reunió con el secretario técnico Eric Abidal y el CEO del Barça Òscar Grau en Doha para hablar de su disponibilidad. 

La gran contradicción de Valverde

El gran problema de Valverde al frente del Barça no han sido los resultados. De hecho, el rendimiento del técnico en este sentido no es del todo malo: en tres años ha conseguido levantar dos ligas, una Copa del Rey y una Supercopa de España. Sin embargo, lo que realmente le ha penalizado es el intentar conseguir buenos resultados sin tener en cuenta el juego del equipo

Así, en muchos encuentros los azulgranas han mostrado muchas carencias a nivel de juego y actitud, dejando de lado incluso el juego de toque para apostar un fútbol más vertical, y haciendo lo mínimo para llevarse los tres puntos. Porque el Barça de Valverde siempre pecará de ser un equipo bipolar. 

Un hecho que volvió a demostrarse ante el Atlético en la Supercopa. Los culés son un equipo con luces y sombras, capaces en un mismo partido de mostrar un fútbol excelso y a la vez protagonizar una desconexión que los deja fuera del encuentro. Contra los colchoneros, los azulgranas fueron muy superiores durante 80 minutos, pero la fragilidad defensiva en acciones concretas dio vida a los del Cholo Simeone.

Leo Messi decepcionado tras la derrota / EFE

Leo Messi decepcionado tras la derrota / EFE

Y esa poca regularidad es lo que está cansando a los culés, que ven como su equipo no es capaz de llevar el peso de los partidos, sino que se limita a adaptarse al fútbol del rival para ganar los partidos. No obstante, ante los rojiblancos y en uno de sus mejores encuentros del curso, los catalanes cayeron por los errores defensivos. Y es que ya no sabes qué esperar del Barça de Valverde en cada encuentro. 

 
Hoy destacamos