Universo Blaugrana

Ronald Koeman ante el Granada EFE

Ronald Koeman ante el Granada EFE

Granada, el modesto club que truncó la Liga del Barça de Koeman

El partido del año pasado ante los andaluces supuso el principio del fin de las aspiraciones culés de ganar la Liga

Jonathan Mondéjar

20.09.2021 12:22h

2 min

Malos recuerdos. Eso es lo que se le viene a la memoria al aficionado culé cuando el Granada sale a la palestra. El año pasado, en la temporada 2020-2021, el FC Barcelona dejó escapar una de las ocasiones de oro de cara a pelear por el título de Liga.

Tenía el trofeo a su alcance, si bien tenían que ganar y no esperar nada de los demás. Dependían de sí mismos y no sacaron el partido adelante. Fue una gran decepción para la plantilla que se dejó remontar un encuentro que se había puesto de cara. Fue un error histórico.

Koeman, molesto con los árbitros durante el Barça-Granada / EFE

Koeman, molesto con los árbitros durante el Barça-Granada / EFE

Leo Messi, el ya exjugador azulgrana y miembro del PSG, marcó el 1-0 que daba la tranquilidad para los de Koeman. Sin embargo, el Barça no sacó el gen competitivo de épocas mejores y le temblaron las piernas. Lo cual significó que el Granada remontase con goles de Machís y Molina.

Granada: principio del fin

Si el Barça ganaba al Granada se ponía líder en solitario y dependiendo de sí mismo para ganar la Liga. Era la primera vez que ocurría tras una campaña realmente difícil. La derrota en el Camp Nou fue el principio del fin. Encima como local.

Los andaluces suponían un rival hipotéticamente asequible si bien no se había podido ganar a ningún equipo de alto nivel a nivel nacional (ni internacional). La presión fue el elemento clave que supuso el detonante y la consecuente derrota.

Messi lamenta el gol de Darwin Machís en el Barça-Granada / EFE

Messi lamenta el gol de Darwin Machís en el Barça-Granada / EFE

El Barça no se había visto en otra. Siempre habían ido a remolque. Solamente la Copa del Rey fue el bálsamo para curar las heridas tras una desastrosa temporada. Resultó muy contradictorio que un club experimentado como el catalán tuviera un mal de altura contra un equipo teóricamente inferior. No sacaron el espíritu ganador y eso que sobre el terreno de juego estaban Messi, Griezmann y compañía.

Todo por la borda

El Barça acumulaba una racha de 57 puntos de los últimos 66 posibles con un balance de 18 partidos ganados, tres empatados y dos perdidos. El Barça salió a jugar dando la sensación de que era un día más en la oficina. Lejos de salir a todo tren, el equipo blaugrana salió a madurar un tipo de choque que no era el suyo.

Los jugadores del Barça, lamentando la derrota contra el Granada / EP

Los jugadores del Barça, lamentando la derrota contra el Granada / EP

Los de Koeman habían jugado a aguantar el resultado en muchas ocasiones con un resultado más bien negativo. Y contra el Granada volvió a ser así como también fue el posterior pinchazo ante el Levante (más pérdidas de puntos). La gestión de los últimos minutos no fue la mejor. Los andaluces son un rival complicado de controlar. Sus latigazos castigaron a los catalanes. De ahí en adelante la Liga desapareció para el Barça, si bien los equipos de la capital fueron los que disputaron el campeonato. El Atleti ganó la batalla ante el Madrid.

 
Hoy destacamos