Universo Blaugrana

Los jugadores del Barça, celebrando un gol ante el Granada | EP

Los jugadores del Barça, celebrando un gol ante el Granada | EP

¡Griezmann y Alba lideran una remontada histórica en Los Cármenes!

El Barça de Koeman consigue sobreponerse a todos los contratiempos, y estará en las semifinales de la Copa

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

03.02.2021 23:32h Actualizado: 03.02.2021 23:34 h.

4 min

¡El Barça de Koeman está en las semifinales de la Copa del Rey tras vencer al Granada (3-5)! Los culés, en un tremendo ejercicio de fe y de fútbol, consiguieron sobreponerse a todos los contratiempos hasta conseguir el billete por méritos propios. Pese a su dominio total, dos errores dejaron al conjunto blaugrana contra las cuerdas ante el Granada. 

No obstante, en un final de partido loco, el cuadro catalán remontó el enfrentamiento en pocos minutos y llevó el partido a la prórroga. Entonces, contra un equipo local exhausto, aprovecharon su superioridad física para sentenciar por la vía rápida. Pese a la presión del colegiado para que el Barcelona quedase fuera del torneo, Jordi Alba y Griezmann rescataron a un Barça que consumó el milagro y sentenciaron una remontada histórica en Los Cármenes. 

Umtiti y la falta de acierto condenan al Barça

El Barça de Koeman demostró desde el primer instante en Los Cármenes que la Copa del Rey era un trofeo que motivaba al equipo. El técnico holandés sabía que era una auténtica final contra un rival tremendamente incómodo. Por eso, no dudó en poner de inicio a prácticamente su once de gala para certificar su pase a las semifinales. 

El conjunto blaugrana protagonizó posiblemente los mejores primeros 30 minutos de la temporada. Movimiento constante de los futbolista, control y rapidez de balón, juego entre líneas, intensidad... Un dominio que los culés materializaron también en ocasiones. Un bombardeo de oportunidades que no tuvieron el premio del gol. Messi, Trincao o De Jong lo intentaron, pero entre la defensa y la falta de acierto condenaron al FC Barcelona. 

Umtiti, en una acción ante el Granada | EFE

Umtiti, en una acción ante el Granada | EFE

El cuadro catalán tenía el choque teóricamente controlado ante un equipo nazarí que se limitaba a defenderse con muchos hombres. Pero precisamente, en este contexto de autoridad de los de Koeman, llegaron de nuevos los errores defensivos. El protagonista fue un Umtiti, que en los últimos instantes de la segunda parte, perdió un balón en zona defensiva y dejó el gol casi en bandeja a los locales. Pese a unos 45 minutos notables, el Barça se fue al descanso por detrás. 

Milagro en Granada

Tras el paso por los vestuarios, sorprendió Diego Martínez al dar entrada a cambios ofensivos. Una estrategia que demostró que el Granada no se iba a limitar a protegerse, sino que su objetivo era conseguir un segundo gol que les diese tranquilidad. Un planteamiento que le salió a la perfección. 

Los jugadores del Barça, lamentando el segundo gol del Granada | EFE

Los jugadores del Barça, lamentando el segundo gol del Granada | EFE

Cuando se habían disputado pocos minutos de la segunda mitad, el conjunto andaluz se aprovechó de la lentitud de Umtiti, de nuevo protagonista negativo. En un balón largo, un veterano Soldado le ganó claramente la carrera al francés y puso el segundo. 

Un tanto que fue un auténtico jarro de agua fría para los visitantes. Con el segundo, se vio al Barça más impotente. Koeman dio entrada a todas sus armas ofensivas, pero ninguna fue capaz de superar a una ordenada defensa nazarí y a un espectacular Aarón. 

Los jugadores del Barça, celebrando el milagroso empate ante el Granada | LaLiga

Los jugadores del Barça, celebrando el milagroso empate ante el Granada | LaLiga

No obstante, los culés no se rindieron en ningún momento. Asediaron por completo la portería granadina hasta los últimos instantes. Demostraron fe y por fin, el fútbol fue justo con el BarçaGriezmann, en una acción aparentemente poco peligrosa, redujo distancias gracias a la ayuda del portero local. Un tanto que originó el bombardeo blaugrana. Y en el descuento, Jordi Alba desató la locura con el gol del empate tras una gran asistencia de Messi. Remontada de las que hacen piña, para llevar el choque a la prórroga. Milagro en Granada en menos de cinco minutos. 

Jordi Alba y Griezmann clasifican al Barça

La prórroga fue un auténtico alivio para un Barcelona que ya se veía fuera de la Copa del Rey a pocos minutos para el final. Los culés pasaron de 0 a 100 en cuestión de segundos. Y en el tiempo extra, se mostraron un equipo mucho más descongestionado, consciente de que ahora sí, tenían el partido en sus manos. 

Los blaugrana se hicieron con el control total del balón en los primeros minutos. Las ocasiones se sucedieron de nuevo. Un cañoneo de disparos a puerta y córners ante un Granada tocado. Y esta vez, no tardó tanto en llegar el premio. Griezmann, con un brutal testarazo a centro de Jordi Alba, consumó la remontada. Todos los jugadores hicieron una gran piña, sacando toda la presión acumulada. 

Y cuando parecía que, por fin y ante un conjunto nazarí exhausto, los de Koeman tenían el enfrentamiento en su mano; apareció el colegiado Sánchez Martínez para dar vida a los locales. El colegiado se inventó un penalti de Dest que no desperdiciaron los andaluces. Tablas de nuevo en el marcador. 

Los jugadores del Barça, celebrando un gol contra el Granada | EFE

Los jugadores del Barça, celebrando un gol contra el Granada | EFE

Entonces, llegó el momento de las estrellas. Los de Koeman se cansaron de sufrir, y demostraron su potencial en la segunda mitad de la prórroga. Dos jugadores en racha rescataron al Barça. Primero, un De Jong que aprovechó el error de Aarón a disparo de Messi. Y poco después, Jordi Alba, después de una gran asistencia de Griezmann, sentenció el choque con un tremendo disparo lleno de rabia. Remontada colosal de un Barça que hizo historia al anotar tres goles en la prórroga. 

 
Hoy destacamos