Universo Blaugrana

Griezmann celebra con rabia su gol contra el Villarreal/ EFE

Griezmann celebra con rabia su gol contra el Villarreal/ EFE

Griezmann calla bocas en Barcelona (y en Madrid)

El delantero francés está siendo una de las mejores sorpresas de la temporada

Oriol Quintana @urikingkat

25.12.2019 09:41h

2 min

El fichaje de Antoine Griezmann el pasado verano para el Barça desató todo tipo de críticas en Barcelona. Muchos aficionados no llegaban a entender como se podían pagar 120 millones de euros por un jugador que un año antes se había reído del club con el famoso documental La Decisión.

Otros seguidores del equipo no deseaban su fichaje no por esos mismos motivos. Si llegaba el delantero francés difícilmente lo haría Neymar Junior, que quería regresar al Camp Nou. Finalmente, la apuesta de Ernesto Valverde y de Josep Maria Bartomeu fue clara, no hubo titubeos.

Ritmo de crucero

El 17 no entró de la mejor manera posible en el vestuario. Aunque él y sus compañeros se encargaban de desmentirlo, era evidente que había una cierta tensión entre el galo y sus dos compañeros de la delantera: Leo Messi y Luis Suárez. Ocupaba la banda izquierda del ataque, la misma que llevaban el nombre de Ney hace tres temporadas.

Messi, Griezmann y Suárez celebran un gol del francés/ EFE

Messi, Griezmann y Suárez celebran un gol del francés/ EFE

La situación de Griezmann en los esquemas del Txingurri tampoco ayuda. Lo coloca en el extremo izquierdo, donde estaba Coutinho, pero él no es un extremo puro. Es un mediapunta con llegada, no un jugador de banda. Poco a poco se ha ido entendiendo con Jordi Alba y Junior Firpo y encontrando su sitio en parcela ofensiva.

Defensivamente, su rendimiento es inmejorable. Con el Cholo Simeone aprendió a defender y a sacrificarse en defensa y así lo ha demostrado. En numerosas ocasiones lo hemos visto formando una línea de cuatro con los centrocampistas y siendo un delantero más cuando toca atacar.

Esas actuaciones fueron convenciendo a Messi y Suárez y ahora ya es uno más del tridente. Los hemos visto juntos fuera del césped y esa buena relación se ha trasmitido en el campo. Ya combinan y se entienden. Recuerda, salvando las distancias, a ese tridente (MSN) de 2015 que conquistó la Champions League.

Buenos números

Griezmann se va de vacaciones en su mejor momento de la temporada. Ha firmado ocho goles en 23 partidos y ya recuerda a ese futbolista que hizo levantar los hinchas del Atlético de Madrid. Su papel en Can Barça es diferente. No tiene el papel de crack absoluto. Su función es sumar con goles y asistencias.

Griezmann celebra con la grada su gol ante el Alavés | EFE

Griezmann celebra con la grada su gol ante el Alavés | EFE

Aunque tuvo unos duros inicios en Barcelona parece que se está adaptando de maravilla a la ciudad y al equipo. Es muy próximo a las vacas sagradas y cuenta con un numeroso grupo de compatriotas suyos -Todibo, Umtiti, Lenglet o Dembelé- dentro del vestuario. Eso le ha facilitado la adaptación

El 17 va por el camino de igualar los registros goleadores del curso pasado en el Wanda Metropolitano. Marcó 15 goles en Primera División en 37 partidos mientras que actualmente lleva siete en 17 partidos. Sus aportaciones son claves para el futuro del equipo y de él depende en parte el papel en Europa.

Antoine llegó al Camp Nou con el gran objetivo de levantar la Champions League. El quiere títulos y se está dejando la piel en cada encuentro para seguir sumando. Es disciplinado y talentoso, dos de los atributos que más valora Ernesto Valverde. Si no se tuercen las cosas, será el tercer pilar del tridente hasta que finalice la temporada.

 

Hoy destacamos