Universo Blaugrana

Griezmann y Dembelé en el entrenamiento previo al partido del Borussia / FC Barcelona

Griezmann y Dembelé en el entrenamiento previo al partido del Borussia / FC Barcelona

Griezmann y Dembelé, dos amigos enfrentados

La pareja de delanteros franceses se juegan la titularidad frente al Borussia Dortmund

Oriol Quintana @urikingkat

27.11.2019 10:30h

2 min

Dilema a la vista para Ernesto Valverde. El Barça recibe este miércoles al Borussia Dortmund en Champions League, un partido clave para decidir el líder del grupo F. Los culés vienen de firmar partidos muy discretos y esta noche tienen un escenario perfecto para mostrar una buena imagen.

El entrenador cuenta con numerosas bajas -Gerard Piqué, Nelson Semedo y Jordi Alba- pero todas ellas en defensa. Se espera que el centro del campo sea el titular y la gran duda del once está en quien será el tercer pilar del tridente acompañando a Luis Suárez y a Leo Messi. ¿Dembelé o Griezmann?

La gran pregunta

Parecía que el tercer delantero del Barça era el ex del Atlético de Madrid, pero últimamente se le discute mucho el puesto. Contra el Leganés, el pasado fin de semana, compartió once con Dembelé, Messi y Suárez. Fue el primer cambio del equipo con el objetivo de remontar el encuentro. Y así se hizo (1-2).

Antoine Griezmann fallando la ocasión frente Rubén Blanco / FC Barcelona

Antoine Griezmann fallando la ocasión frente Rubén Blanco / FC Barcelona

Antoine Griezmann es un jugador fiable, que gusta a Valverde pero que no está rindiendo como se esperaba de él. Defensivamente da un plus que el equipo lo agradece y tiene más gol que su compatriota, algo que le falta a los azulgranas. Cada día se entiende mejor con la pareja suramericana y eso es el mejor aval posible.

Le queda mucho que aprender, pero los meses pasan y no termina de arrancar. Se pagaron 120 millones de euros por él y dejarlo sentado en el primer gran partido de la temporada en casa sería un palo enorme. La verdad es que Dembelé le ha ido comiendo terreno y no sería nada sorprendente que saliera de inicio.

El extremo de 22 años tiene un gran futuro por delante y unas condiciones excepcionales para marcar un antes y un después en el mundo del fútbol, pero la irregularidad es su peor enemigo. Contra el Leganés hizo un buen partido y es el jugador más desequilibrante del equipo cuando hay espacios en campo rival.

Dembelé volvió a ser titular pero no convenció | EFE

Dembelé fue titular contra el Slavia pero no convenció | EFE

Contra el Borussia podría ser titular. Juega contra su exequipo y tendría una motivación extra para demostrar a los más críticos con él que están equivocados. En la ida no pudo jugar por lesión y ahora tiene la ocasión de reivindicarse y mandarle un mensaje al Txingurri. La posición de extremo es su sitio natural.

Depende del planteamiento del partido

La decisión de Ernesto Valverde será una declaración de intenciones de cómo ve el encuentro. Si sale con Griezmann buscará más el control y el equilibrio defensivo cubriéndose de los contraataques de los alemanes, su mejor arma. Los ataques culés también se verán afectados, serán más estáticos y más combativos.

Si se apuesta por la carta de Dembelé se envía un mensaje ambicioso al equipo. El equipo ataca con más soltura, pero también se corren más riesgos. Si se busca desequilibrar y generar unos contra unos, el ex del Borussia es la mejor opción.  Este miércoles el galo contará con un punto más de motivación que puede jugar a su favor o meterle más presión de la cuenta. Moneda al aire.

 
Hoy destacamos