Universo Blaugrana

Griezmann, lamentando una acción contra el PSG | EFE

Griezmann, lamentando una acción contra el PSG | EFE

Griezmann y Dembelé se estrellan contra el PSG

Ninguno de los dos futbolistas fue capaz de ser decisivo ante un tremendo Mbappé

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

16.02.2021 23:38h Actualizado: 16.02.2021 23:38 h.

2 min

Tremendo varapalo el que se llevó el Barça en el regreso de la Champions al Camp Nou. Los culés, pese a llegar en una buena dinámica o poder contar, por primera vez desde hace mucho tiempo, con su once prácticamente de gala; no tuvieron ninguna oportunidad de superar a un PSG que sentenció la eliminatoria por la vía rápida (1-4)

Fue sin duda un choque marcado por los lazos franceses entre ambos conjuntos. El gran protagonista fue un celestial Mbappé que se comió a Messi y demostró que lo tiene todo para ser su digno sucesor. Anotó un hat-trick y sentenció al cuadro blaugrana en una nueva noche negra en Europa. E incluso tuvo la opción de meter algún gol más. Estuvo insaciable. 

Mbappé, celebrando un gol contra el Barça | PSG

Mbappé, celebrando un gol contra el Barça | PSG

Un compromiso y acierto que no tuvieron los dos atacantes galos del Barcelona. Dembelé y Griezmann acompañaron a Messi en el tridente de ataque, y tuvieron opciones de dar vida al Barça en muchos momentos de partido. Sin embargo, su falta de contundencia y efectividad los acabó sentenciando. 

Oportunidades claras

No hay discusión de que el PSG fue completamente superior al Barça en el Camp Nou. No obstante, en choques de alto nivel tienen una importancia determinante todos los detalles. En este sentido, el guión de partido podría haber sido muy distinto si, minutos después del primer gol culé, obra de Messi, Dembelé hubiese estado acertado. El Mosquito, después de una gran asistencia del 10, se quedó solo ante la portería del PSG, pero su disparó salió mordido y Keylor Navas lo paró sin problema. Una ocasión que podría haber cambiado el devenir del choque. 

Además de este fallo, hay que destacar que el partido del ex del Dortmund no fue nada destacado. Protagonizó importantes desaciertos en defensa, y no ayudó a Dest a detener las internadas de Kurzawa. Además, en ataque lo intentó pero no fue profundo ni consiguió superar a la defensa parisina en ningún momento. 

Dembelé, en una acción ante Mbappé | EFE

Dembelé, en una acción ante Mbappé | EFE

Por su parte, Griezmann estuvo todavía más desaparecido. En la primera mitad, tras una gran jugada individual, estuvo cerca de adelantar a los locales pero su disparo se fue cerca del palo de la portería gala. Asimismo, durante la segunda mitad intentó participar en la presión, pero en línea a todo el equipo, se vio completamente superado. Errores que podrían haber decantado la balanza a favor del Barça. Sin embargo, perdonaron todo lo que Mbappé fusiló a Ter Stegen. 

 
Hoy destacamos