Universo Blaugrana

Dembelé sustituyendo a Griezmann en el Barça - Inter / EFE

Dembelé sustituyendo a Griezmann en el Barça - Inter / EFE

Griezmann y Dembelé vuelven a sufrir la ira de Luis Suárez

La dupla gala recibió la corrección del delantero uruguayo en numerosas ocasiones

Oriol Quintana @urikingkat

03.10.2019 00:07h Actualizado: 03.10.2019 00:21 h.

2 min

Muchos ya enterraban a Luis Suárez esta temporada, pero este muerto esta muy vivo. El delantero charrúa fue clave en el triunfo el pasado fin de semana en Getafe (0-2) y este miércoles lo ha vuelto a demostrar en el Camp Nou en Champions League. Dos tantos suyos sirvieron para remontar al Inter.

Pero más allá de los goles, el uruguayo es mucho más que un delantero referencia. Tiene en su mente el esquema del equipo y a menudo se le ve haciendo correcciones a sus compañeros. Y como no podía ser de otra manera, le toca a los nuevos apechugar con los consejos del veterano.

Una foto de Leo Messi lamentándose ante el Inter de Milán / EFE

Una foto de Leo Messi lamentándose ante el Inter de Milán / EFE

Ernesto Valverde apostó por el tridente de gala con la gran noticia de la vuelta de Leo Messi. Luis Suárez ocupaba el carril central mientras que Antoine Griezmann lo hacía en la izquierda. Durante la primera parte, poco pudieron hacer los tres. Se dejaron llevar por el vendaval de juego de los italianos.

Luego se cambiaron las tornas y el partido se resolvió. El uruguayo, contento con su actuación explicó que "siendo el delantero siempre intentas ayudar al equipo con goles o asistencias. Estamos en el mejor equipo del mundo en el que todo se mira con lupa y se hace grande. Estar fuertes, concentrados, sabiendo que somos el rival a batir y esa es la mentalidad que tenemos que tener en esta competición".

Avisado

La ambición del 9 le lleva a límites insospechados. Cuando ve que una jugada no ha dado sus frutos por algún error individual no duda en recriminarlo vehementemente. Si no que se lo digan al francés. En el minuto 61, ya con empate a uno en el casillero, Leo Messi habilitó al 17 en la banda izquierda y este, en vez de cederle el balón al uruguayo -mejor posicionado que él- disparó al lateral de la red.

El ex del Atlético de Madrid se llevó una bronca que no pasó desapercibida en el estadio. A pesar de todo, la jugada fue invalidada por fuera de juego. Griezmann ya ha aprendido en pocos meses quién manda en este equipo y las consecuencias que puede generar pecar de egoísmo.

Griezmann lamentándose con Luis Suárez al fondo / EFE

Griezmann lamentándose con Luis Suárez al fondo / EFE

No solo fue el fichaje veraniego quien recibió los gritos de Luis Suárez. También se calentó con Skomina, colegiado del encuentro, por una falta en el área. El árbitro se quiso desentender de la jugada y pitó fuera de juego -inexistente- al delantero. Algo que lo enervó aún más.

Dembelé tampoco se escapó

En el minuto 66, se produjo el segundo -y último- cambio del encuentro: Griezmann abandonaba el césped y entraba en su lugar Ousmane Dembelé. Su tarea fue clara: abrir el campo e intentar generar superioridad en el uno contra uno.

En los pocos minutos que estuvo el joven galo, tuvo tiempo de probar portería y recibir una bronca de Luis Suárez al no pasarle el balón. El Mosquito hizo oídos sordos y lo siguió intentando sin ver portería. Quien sí que la vio fue el uruguayo por segunda vez en el partido. Remontada y tres puntos en el saco.

 

Hoy destacamos