Universo Blaugrana

Luis Suárez y Antoine Griezmann celebran un gol en el Gamper / EFE

Luis Suárez y Antoine Griezmann celebran un gol en el Gamper / EFE

Griezmann y Luis Suárez, condenados a competir por el '9'

En los primeros partidos de este curso se está evidenciando que tienen un perfil más rematador

Pau Beya Acero @pbeya96

26.09.2019 00:03h

2 min

 

Antoine Griezmann fue el gran fichaje del FC Barcelona el pasado verano, con permiso de Frenkie de Jong. Se convirtió en el tercer traspaso más caro de la historia del club y llegó con estatus de superestrella. Había liderado al Atlético de Madrid durante el último lustro y había sido el referente de Francia en el Mundial de Rusia.

Se ganó la confianza de Ernesto Valverde desde el primer entrenamiento. Su calidad técnica, su inteligencia sobre el verde y su sacrificio defensivo conquistaron al Txingurri. Las bajas de Dembelé, Luis Suárez Leo Messi le han convertido en imprescindible en este inicio de temporada. Solo él, Piqué, Lenglet Ter Stegen han jugado todos los minutos hasta la fecha.

No funciona

Pese a que ha sido indiscutible en estos primeros partidos, el rendimiento de Griezmann no ha acabado de convencer. El único encuentro en el que verdaderamente destacó fue ante el Real Betis, en el que ejerció de falso 9 debido a la lesión de Luis Suárez. Estuvo muy participativo, lideró al equipo y anotó sus dos primeros goles como culé. Fue su primera gran noche con la camiseta del FC Barcelona.

Antoine Griezmann celebra su doblete ante el Betis / FCB

Antoine Griezmann celebra su doblete ante el Betis / FCB

Y, hasta la fecha, la única. Obviando el partido ante el Villarreal, donde anotó y ayudó al equipo ofensiva y defensivamente, en el resto de duelos ha pasado desapercibido. Con el delantero uruguayo recuperado, ha caído a la banda izquierda (o derecha en algunos momentos) y no ha aportado nada al juego del equipo.

No crea situaciones de desequilibrio, es incapaz de regatear al lateral con el que está emparejado y apenas entra en acción. Cuando militaba en la Real Sociedad era un puñal en la banda, es cierto. Como también lo es que hace un lustro que dejó el club txuri-urdin, que ya no tiene la velocidad punta de entonces y que se siente mucho más cómodo en el medio que en la banda. Podría partir de ella, pero jamás quedarse anclado.

Pobre nivel

El principal escollo de Griezmann para jugar en el carril central no es otro que Luis Suárez. El 'charrúa' es el delantero centro del equipo desde 2014. Durante las últimas cinco temporadas ha sido el socio ideal de Leo Messi. Se entienden a la perfección dentro y fuera del campo, y su sociedad ha dado muchas alegrías al FC Barcelona.

Una foto de Luis Suárez durante el Barça - Villarreal / FCB

Una foto de Luis Suárez durante el Barça - Villarreal / FCB

Pero el tiempo no perdona. Tiene 32 años y poco a poco deja síntomas que indican que su declive ha empezado. Como viene siendo habitual, ha completado un inicio de campaña muy discreto con la única excepción del doblete que anotó ante el Valencia. Está lento, torpe y sin punch en los metros finales.

El FC Barcelona necesita a un futbolista que genere desequilibrio en banda, como Ansu Fati Dembelé, y Griezmann es incapaz de hacerlo. El delantero francés ha demostrado que donde más cómodo se siente es en el medio. Esto, sumado al pobre rendimiento que ha ofrecido Luis Suárez en este inicio de curso, hace pensar que el francés y el uruguayo deberán competir por la posición de 9. Valverde tiene un nuevo dilema.

 
Hoy destacamos