Universo Blaugrana

Antoine Griezmann en una acción en el Villarreal-Barça / FC Barcelona

Antoine Griezmann en una acción en el Villarreal-Barça / FC Barcelona

Griezmann recupera la confianza y su mejor versión en el Barça

El delantero francés fue uno de los destacados contra el Villarreal (1-4) cuando más se habla de su futuro

Oriol Quintana @urikingkat

06.07.2020 09:42h Actualizado: 06.07.2020 09:45 h.

2 min

Antoine Griezmann se encargó este domingo de responder a los más críticos sobre su rendimiento. El francés llevaba tres encuentros de cuatro disputados como suplente. El último contra su exequipo, el Atlético de Madrid, donde salió en minuto 90. Quique Setién le volvió a dar la titularidad en Castellón en un partido clave para seguir enganchado a la lucha por la Liga.

Y la apuesta salió bien. El 17 fue uno de los destacados de la victoria contra el Villarreal (1-4). En una posición más centrada, compartiendo delantera con Luis Suárez y con Leo Messi como enganche, se sitió más liberado y mostró su faceta más combinativa. Tenía libertad de movimientos y se podía asociar con el centro del campo.

Griezmann, en una acción contra el Villarreal | EFE

Griezmann, en una acción contra el Villarreal | EFE

Alejar a Antoine de la banda izquierda dio buenos resultados contra un equipo que tiene un centro del campo muy potente en cuanto a físico y calidad. Se consiguió una superioridad en la medular, sobre todo gracias al papel de mediapunta del argentino, que desesperó a los locales y liberó las bandas para las incorporaciones de Jordi Alba y Nelson Semedo.

Goleador

Si había alguna duda de cómo saldría Griezmann al partido, lo resolvió de manera contundente en los primeros segundos. En el minuto 3, prácticamente la primera ocasión clara del partido por parte del Barça terminó con un centro de Jordi Alba que remataba Pau Torres en propia portería bajo la presencia del galo. Aunque lo celebró como propio, el colegiado Del Cerro Grande le dio al central.

La obra de arte de la jornada llegó a los pocos segundos de finalizar la primera parte. Leo Messi dejó a toda la defensa ‘grogueta’ boquiabierta cuando en la frontal del área asistió al galo pisando el balón hacia atrás. La definición del francés estuvo a la altura del capitán: picó el esférico haciendo una gran vaselina que superaba a Sergio Asenjo y dejaba el partido casi sentenciado (1-3).

El francés lo celebró con muchas ganas, fundiéndose en un abrazo con el argentino por si había alguna duda de la mala relación entre ambos. En Castellón vimos a los dos cracks más juntos que nunca sobre el césped, buscándose y combinando; muy lejos de algunas imágenes de partidos anteriores donde aparecía el galo marginado y solo en la banda izquierda.

Golpe sobre la mesa

Cuando más dudas había sobre el futuro de Griezmann en el Camp Nou, el jugador responde a los rumores de salida con un golpe sobre la mesa. Demostró que calidad para jugar en el Barça la tiene pero que quizás su ubicación en el campo no ha sido la mejor esta temporada. Necesita libertad de movimiento para brillar.

Como ya informamos en Culemanía, el francés tenía pendiente dos reuniones en Can Barça. La primera del jugador con Quique Setién para entender sus últimas suplencias y la segunda del entorno del francés con el presidente Bartomeu y la cúpula deportiva para conocer las intenciones de la entidad. Parece que han surgido efecto.

Messi y Griezmann, celebrando uno de los goles ante el Villarreal | EFE

Messi y Griezmann, celebrando uno de los goles ante el Villarreal | EFE

Cuatro partidos son los que le quedan a Griezmann y a este Barça para terminar la Liga con buenas sensaciones y, a poder ser, meter presión al Real Madrid. Queda por ver qué versión del francés --y del equipo-- nos encontraremos los próximos días y si tiene incidencia en la planificación de la plantilla de la próxima temporada.

 
Hoy destacamos