Universo Blaugrana

Una foto de Philippe Coutinho durante un partido del Barça / Twitter

Una foto de Philippe Coutinho durante un partido del Barça / Twitter

Griezmann se quedará el dorsal de Coutinho en el Barça

Casualmente, el francés llegará al Camp Nou para lucir el mismo dorsal que se le reservó durante medio año

Claudia Granja @c_granjafranch

20.05.2019 16:46h

2 min

Casualidad o no, Griezmann mantendrá el 7 a su espalda. Su número en todas partes y con el que se le asocia directamente al pronunciar su nombre. Desde luego, no es un factor determinante para que encaje en el juego azulgrana ni triunfe en el Camp Nou, pero los pequeños detalles para las grandes estrellas --y también para las marcas y las ventas-- son fundamentales.

Un dorsal que se le reservó durante más de medio año y que se negó a su actual dueño, Philippe Coutinho, cuando en invierno de 2017 se daba por hecho que el francés recalaría en la capital catalana seis meses después de que lo hiciera el brasileño. Se le cedió entonces el 14, el número de Johan Cruyff, que sin duda le trajo mayor y mejor fortuna de azulgrana. 

Coutinho está sentenciado y abandonará la entidad azulgrana esté verano tras un periplo de año y medio en el que tan solo triunfó en sus seis primeros meses. Sin poder jugar en Europa, fue un revulsivo en Liga y Copa ante la presencia de Andrés Iniesta. 

Un cambio radical

La salida del carioca abre la puerta al francés. Una estrella por otra. Uno sin crédito otro con mucho que demostrar y con muchos factores contrarios. Parte de la afición y parte del vestuario, pero con un carácter y un fútbol esperanzador. Griezmann y Coutinho comparten similitudes preocupantes, pero las diferencias extradeportivas son abismales. 

Coutinho y Griezmann en una Barça - Atlético de Madrid de esta temproada / EFE

Coutinho y Griezmann en una Barça - Atlético de Madrid de la pasada temproada / EFE

Ambos son jugadores que comparten el rol de Leo Messi allá donde han jugado. Coutinho tenía libertad total de movimientos en Anfield y Griezmann, pese a no ser un creador de juego, era el eje en el que giraba el engranaje del Atlético de Madrid. La referencia ofensiva sin ser un nueve ni un extremo. Un rol que deberá asumir de nuevo si recala finalmente en el Camp Nou pero bajo la supervisión del capitán. 

Los factores que avalan su fichaje son diversos. Potencial ofensivo, capacidad goleadora y técnica envidiable. Las mismas por las que el brasileño sedució a la secretaría técnica. Pero cuenta con otras ventajas inexistentes en el carioca. En primer lugar conoce la competición. Todas ellas, especialmente la Liga y la Copa de la que solo cuenta con un campeonato doméstico en su palmarés. Sin embargo convencen otras características que deberá mantener para ser útil para el equipo y sobre todo para Leo: sacrificado, trabajador en defensa, físico y exigente en la presión. Unas virtudes deportivas que realiza Suárez y que deberá mantener para no endiosarse y dar ese salto cualitativo al equipo. 

¿Vetado?

Algunas informaciones apuntan a que algunos pesos pesados del vestuario no avalan su fichaje tras su negativa la temporada pasada, pero a todas sus virtudes deportivas se suma un carácter extrovertido que le permitirá adaptarse al vestuario rápidamente. La secretaría técnica debe encontrar la tecla para tomar decisiones definitivas y a su vez encontrar mediación con un vestuario que tiene pensamientos divididos. 

Su llegada es para el bien del colectivo que, a fin de cuentas, es el bien del club. 

 

Hoy destacamos