Universo Blaugrana

De Jong, Busquets y Arthur Melo en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

De Jong, Busquets y Arthur Melo en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Guerra abierta entre siete cracks del Barça

El club catalán será escenario de una de las batallas más duras de los últimos años

Oriol Quintana @urikingkat

05.09.2019 11:56h Actualizado: 05.09.2019 12:02 h.

2 min

El Barça ya está metido en plena competición liguera. Los resultados de momento no han sido todo lo bueno que se esperaban: una victoria contra el Betis, una derrota contra el Athletic Club y un empate en el Sadar contra el Osasuna. El equipo sigue buscando las mejores sensaciones y esto pasa, en gran parte, por el centro del campo.

En el primer partido, en San Mamés, Ernesto Valverde apostó por una medular joven que ilusionaba a los aficionados más puristas del estilo con Sergi Roberto, Frenkie de Jong y Carles Aleñá. Los azulgranas no consiguieron dominar el partido y el de Mataró pagó los platos rotos. En el descanso se quedó en el vestuario y entró Ivan Rakitic.

Una foto de De Jong y Busquets durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de De Jong y Busquets durante un entrenamiento del Barça / FCB

En los siguientes dos partidos se repitió tridente: Sergi Roberto, Sergio Busquets y Frenkie de Jong. Contra el Betis fue un éxito absoluto (5-2) dejando buenas sensaciones y dominando el juego. Algo diferente pasó en Navarra. Entró Arthur Melo a los ocho minutos del segundo tiempo para imponer la pausa y el control que tanto necesitaba el equipo. Fueron los mejores minutos del encuentro.

Siete jugadores, tres posiciones

El mercado de fichajes del Barça cerró sin grandes novedades. Ivan Rakitic consiguió quedarse en el Camp Nou y volverá a entrar en los planes del entrenador. De los tres partidos solo jugó 45 minutos. Curioso teniendo en cuenta que durante las últimas dos temporadas fue un indiscutible para el Txingurri.

Rakitic, en un entrenamiento del Barça en la Ciutat Esportiva Joan Gamper / FC Barcelona

Rakitic, en un entrenamiento del Barça en la Ciutat Esportiva Joan Gamper / FC Barcelona

Con el croata, el centro del campo culé vivirá esta temporada una auténtica batalla. Son siete centrocampistas -De Jong, Busquets, Rakitic, Arthur, Arturo Vidal, Sergi Roberto y Carles Aleñá- para tres posiciones. Nadie se podrá relajar, ni siquiera los, hasta ahora, indiscutibles.

Todo apunta que los que mejor lo tienen para afianzarse como titulares son el recién fichado holandés y el pivote de Badía del Vallés. El gran interrogante es quien ocupará la posición de interior derecho. En los tres últimos partidos ocupó ese sitio Sergi Roberto, un perfil de desgaste y con llegada.

Sergi Roberto y Antoine Griezmann celebran un gol del Barça ante el Betis / FCB

Sergi Roberto y Antoine Griezmann celebran un gol del Barça ante el Betis / FCB

Parece que los que lo tienen más complicado es Carles Aleñá, que se quedó sin convocar en los últimos dos encuentros, y Arturo Vidal, que es un habitual en las segundas partes cuando el partido se pone intenso. La temporada es larga y pueden tener un papel muy importante.

El comodín de Roberto y Aleñá

Ya lo vimos en el Sadar y se puede repetir en los partidos más importantes. Sergi Roberto sustituyó a Nelson Semedo en el lateral derecho del Barça durante la segunda parte contra el Osasuna. El jugador portugués no daba la profundidad que pedía Valverde y se apostó por el de Reus. Aunque le prometieron ser un centrocampista más, ya lo hemos vuelto a ver en la defensa.

Sergi Roberto e Ivan Rakitic en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Sergi Roberto e Ivan Rakitic en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

El otro jugador que guarda un as en la manga es Carles Aleñá. Aunque su posición ideal es la de interior, puede ocupar puntualmente la posición de falso extremo, como ocupó Rafinha -ahora en el Celta- en los primeros partidos de curso. Tampoco lo tendrá fácil cuando se recuperen Messi, Suárez y Dembelé.

 

Hoy destacamos