Universo Blaugrana

Quique Setién. durante el partido del Barça contra el Granada / EFE

Quique Setién. durante el partido del Barça contra el Granada / EFE

¿Hasta dónde llega la libertad de Quique Setién?

El nuevo técnico culé está protagonizando importantes cambios en sus primeras semanas

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

28.01.2020 19:01h

2 min

Quique Setién llegó al Barça prometiendo trabajo, esfuerzo, buen juego y muchos cambios. Y de momento, se está encontrando con barra libre para llevarlos a cabo. Aunque algunos miembros de la directiva se mostraron contrarios a sus métodos más extremos, de momento no ha recibido ningún aviso por parte la cúpula culé para cambiar su forma de trabajar. 

Esta libertad ya quedó de manifiesto a primeras de cambio. En su presentación, el técnico santanderino ya desautorizó a la Junta Directiva azulgrana al comentar que su fichaje se confeccionó de un día para otro. Una afirmación que dejó en mal lugar a los directivos culés, y dio a entender que se había trabajado sin previsión. 

Bartomeu junto a Abidal y el nuevo entrenador Quique Setién / EFE

Bartomeu junto a Abidal y el nuevo entrenador Quique Setién / EFE

Pero donde realmente ha dado un verdadero golpe sobre la mesa ha sido en el vestuario. Primero, a nivel físico y de entrenamientos. Setién cambió por completo el calendario de sesiones (incluyendo entrenamientos dobles) y eliminó el día libre de los jugadores. Además, en el terreno de juego está apostando por una formación totalmente distinta a lo que se ha visto en los últimos años en el Camp Nou.

Muchos cambios, pocos resultados

Muchos cambios que de momento no han tenido un resultado favorable. Además, algunos futbolistas dentro del vestuario están empezando a poner en duda sus métodos de trabajo, y están surgiendo las primeras críticas a su estilo. El mismo entrenador comentó en la rueda de prensa posterior a la derrota contra el Valencia que podría existir un problema de comunicación con los futbolistas. "Hay algunas cosas que los jugadores todavía no interpretan bien". Y, acto seguido, añadió un "o nosotros no lo explicamos bien".

Quique Setién en una rueda de prensa del Barça / EFE

Quique Setién en una rueda de prensa del Barça / EFE

Y es que una de sus grandes variaciones, la formación, no ha acabado de cuajar entre la plantilla. El nuevo dibujo de Setién implica una serie de cambios y automatismos que no se cogen de un día para otro. Una fórmula que implica romper con el sistema 4-3-3 que el Barça ha venido aplicando de forma habitual durante los más de 10 años que dura la era Messi.

Su 3-5-2 necesita un periodo de adaptación y, quizá, lo ha querido instaurar demasiado rápido en lugar de hacer una implantación progresiva. Eso sí, en ningún momento la directiva se ha posicionado y ha dado toda la libertad del mundo al cántabro para aportar sus ideas. Aunque de momento no estén acabando de funcionar. 

Messi y Setién en el entrenamiento previo al partido contra el Ibiza UD / FC Barcelona

Messi y Setién en el entrenamiento previo al partido contra el Ibiza UD / FC Barcelona

No obstante, las críticas a su estilo van siempre relacionadas con el éxito deportivo. Cuando vuelvan las victorias y el buen juego, Setién ganará credibilidad. Si el Barça sigue sin carburar con el técnico santanderino, será trabajo de la directiva el empezar a ponerle límites. Porque el juego es importante, pero el club azulgrana vive de títulos. 

 
Hoy destacamos